Las autoridades sanitarias de Perú comunicaron en las últimas horas que el país superó las 60.000 muertes por coronavirus desde que estalló la pandemia, tras sumar en la última jornada casi 290 decesos más.

Ante este panorama, la presidenta del Consejo de Ministros, Violeta Bermúdez, anunció que el próximo día 9 de mayo, cuando se celebra el Día de la Madre en el país andino, habrá "inmovilización social obligatoria estricta a escala nacional", que impide la circulación no esencial con el objetivo de bajar la curva de contagios.

No es la primera vez que el Gobierno toma este tipo de medidas que rigen durante un corto período de tiempo, ya hizo lo mismo recientemente en Semana Santa, recordó la agencia de noticias Europa Press.

"Seguramente tendremos muchas ganas de abrazarlas (a las madres) pero hagámoslo con un abrazo creativo, virtual, con una llamada de teléfono. Queremos evitar los contagios y todavía en gran parte del país estamos en riesgo alto y extremo", explicó Bermúdez.

El Ministerio de Salud peruano confirmó en su último reporte 1.863 nuevos positivos de coronavirus, además de 289 fallecimientos como consecuencia de la enfermedad y otras 130 altas hospitalarias expedidas a pacientes recuperados.

De esta forma, el país acumula 1.768.186 contagios desde el inicio de la pandemia y 60.013 muertos en total.

En la actualidad hay 15.104 casos activos, y 2.628 corresponden a pacientes que se encuentran hospitalizados en unidades de cuidados intensivos. (Télam)