El Gobierno de Perú anunció hoy que las pruebas para la detección de Covid-19 se harán únicamente a quienes tengan síntomas, y esas personas deberán además pasar por una consulta médica para determinar si pueden quedarse en sus casas.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, reveló además que las personas con comorbilidades y adultos mayores de 60 años serán la prioridad para la toma de pruebas, con la idea de “hacer más eficiente” el uso de los tests y evitar la exposición al riesgo de contagio.

Sobre la tercera ola de la pandemia que atraviesa el país, Cevallos advirtió que cada dos días se incrementan los contagios, por lo que instó a la población a cumplir con las medidas de prevención.

“En la última semana hemos pasado de 26.000 contagios a casi 88.000; es un ascenso vertical de casos; y la proyección que hacemos es que cada dos días se duplicará la cantidad; afortunadamente la variante Ómicron no es tan agresiva, pero también se producen casos de complicaciones y fallecimientos”, indicó el ministro.

En ese marco, la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir) exhortó a los titulares de las entidades públicas a disponer la aplicación del trabajo remoto para los empleados cuyas funciones sean compatibles con esta modalidad de trabajo, como una medida de prevención ante el incremento de los casos.

Para aquellos puestos en los que no sea posible el trabajo remoto, se pueden disponer otras medidas como la aplicación de modalidades mixtas, la licencia con goce de haber sujeta a compensación posterior para el grupo de riesgo y la colaboración laboral, señaló la agencia Andina.

Click to enlarge
A fallback.

De acuerdo con la institución, los empleados del Estado que realizan trabajo presencial están obligados a tener el esquema completo de vacunación.

En ese contexto, el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, dio positivo a la prueba para el diagnóstico de Covid-19, por lo que inició su aislamiento y trabajará desde su domicilio, según informó la cartera.

Francke se realizaba periódicamente pruebas por el trabajo presencial que venía desarrollando, pese a que recibió tres dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Según un comunicado de Economía, reportado por la estatal agencia Andina, se encuentra “estable, cumpliendo con los protocolos sanitarios, así como las indicaciones médicas”. (Télam)