Perú inició hoy la campaña de vacunación contra el coronavirus tras recibir ayer las primeras 300.000 dosis de la farmacéutica china Sinopharm, mientras atraviesa la segunda ola de la pandemia y los expertos han advertido sobre un posible colapso sanitario.

La inmunización comenzó en la mañana en varios hospitales de Lima, donde centenares de médicos, enfermeras y personal de apoyo recibieron la primera dosis de la vacuna, 11 meses después de que la pandemia irrumpiera en el país. La segunda dosis se aplicará dentro de tres semanas.

En el Hospital San Bartolomé "hicimos un cronograma de cinco días" para vacunar a todo el personal, dijo su director, el médico Carlos Santillán, tras recibir la primera dosis. 

Aviones de la Fuerza Aérea despegaron desde la capital peruana con vacunas para el personal sanitario de las regiones más golpeadas por la segunda ola de la pandemia, entre ellas Huánuco, en la selva central, 350 kilómetros al noreste de Lima.

Otras 700.000 dosis de la vacuna china llegarán este domingo a Perú, que adquirió en total 38 millones de dosis de Sinopharm y otros 20 millones del grupo estadounidense Pfizer.

También va a recibir 14 millones de dosis de la británica AstraZeneca y 13,2 millones a través de Covax, una iniciativa internacional para garantizar un reparto justo de las vacunas y que distribuye productos de varios fabricantes.

Todavía no hay fecha para el inicio de la vacunación masiva entre la población en general, pero la meta es inmunizar a 26 millones de los 33 millones de peruanos, así como a los extranjeros residentes. 

El Gobierno transitorio del presidente Francisco Sagasti fue criticado por la "demora" en conseguir las vacunas en comparación con países vecinos como Chile y Bolivia, que avanzaron en la inmunización de sus poblaciones.

Las autoridades peruanas habían dicho que Sagasti sería el primero en ser vacunado en el país, lo que finalmente no ocurrió. 

En el país rige desde el 1 de febrero una cuarentena en Lima y otras nueve regiones para reducir los contagios, que repuntaron considerablemente desde la última semana de diciembre con la irrupción de una segunda ola de la pandemia.

Perú registró casi 1,2 millones de contagios y más de 42.000 muertes y atraviesa la segunda ola de contagios con los hospitales trabajando al máximo de su capacidad.

(Télam)