Perú extendió hasta el 15 de este mes la suspensión de vuelos desde Brasil, el Reino Unido y Sudáfrica con el objeto mitigar el ingreso de nuevas variantes del coronavirus, en momentos en que el país enfrenta una segunda ola de la pandemia, se informó hoy oficialmente.

"Dado que la situación epidemiológica de la Covid-19 se encuentra en desarrollo con la confirmación de variante del SARS-CoV-2 resulta necesario mantener la suspensión de vuelos de pasajeros provenientes de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil del 1 al 15 de abril", señaló un decreto publicado en el diario oficial El Peruano.

Perú restringió los vuelos desde el Reino Unido y Sudáfrica a mediados de diciembre, y desde Brasil a partir del 26 de enero, ante las nuevas variantes del coronavirus, más contagiosas, surgidas en esos países.

Esa suspensión vencía ayer, pero la prórroga parecía inevitable ante el inquietante incremento de casos de la variante brasileña, sobre todo en Lima, explicaron autoridades sanitarias, según la agencia de noticias AFP.

El Gobierno aclaró que decidió evaluar cada 15 días si levanta la medida o la mantiene, de acuerdo con la evolución de la pandemia.

El este de Perú limita comparte con Brasil 2.822 kilómetros de frontera en la Amazonia, una de las zonas más afectadas por el coronavirus.

La casi nula acción del gobierno de Brasil ante la pandemia logró que el virus y sus variantes se expandieran por todo el país y puso en riesgo a la población brasileña y a sus vecinos regionales.

Hoy, Bolivia -también limítrofe con Brasil- tomó la determinación de cerrar sus pasos fronterizos con el gigante sudamericano por las mismas razones.

La variante proveniente de Brasil causa 40% de los casos registrados los últimos meses en Lima, indicó hace una semana el ministro de Salud, Oscar Ugarte.

Por otra parte, las autoridades no detallaron a cuánto ascienden los casos detectados con las variantes del Reino Unido o de Sudáfrica.

Lima, con 10 millones de habitantes, es la ciudad peruana más golpeada por el virus, con hospitales desbordados y colas de gente para comprar oxígeno medicinal.

Con 33 millones de habitantes, Perú acumulaba desde el comienzo de la pandemia 1.548.807 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 28.342 personas tenían la infección activa y 52.008 murieron por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche. (Télam)