Perú, otro de los muchos países bajo amenaza de la nueva cepa Ómicron y ya inmerso en una tercera ola de coronavirus, alcanzó la semana pasada su mayor pico de contagios, con más de 70.000, informó hoy el Seguro Social de Salud (Essalud, estatal).

"Lamentablemente para la primera semana de enero se ha llegado a un pico máximo de casos desde el inicio de la pandemia; recordemos que el primer pico de la primera ola se registró con 61.086, aproximadamente en la segunda semana de agosto de 2020", dijo el jefe de la Unidad de Inteligencia y Análisis de Datos de Essalud, Dante Cersso, a la televisora Canal N.

Añadió que se notificaron 67.107 nuevos casos durante la segunda semana de abril en la segunda ola de 2021 y que en esta tercera ola se registran "más de 70.000 nuevos casos a la semana".

Asimismo, consideró que el aumento de enfermos se debe a la presencia de Ómicron, causante directa de una disparada de infecciones, que hasta hace 15 días estaban cercanas a las 20.000 semanales.

El experto también atribuyó a las fiestas por Navidad y Año Nuevo los factores primordiales de este incremento.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, había advertido anoche que Perú no está preparado para una tercera ola pandémica por las falencias de su sistema sanitario.

Click to enlarge
A fallback.

"Yo no diría que estamos preparados para una tercera ola; nuestro sistema sanitario sigue siendo muy precario, las mejoras que se puedan haber hecho en cuatro o cinco meses, durante esta gestión (del presidente Pedro Castillo, que empezó en julio de 2021), no resuelven el olvido de décadas", expuso el funcionario al diario local El Comercio.

Cevallos indicó que el sistema sanitario carece de la cantidad de camas hospitalarias que se necesitan para hacer frente a la tercera ola, así como también se requieren más profesionales de la salud.

En ese escenario, refirió que el sistema mejoró respecto al inicio de la pandemia, pero aclaro que "obviamente eso no significa que pueda asegurar una cobertura frente a una tercera ola cuya magnitud todavía no podemos calcular".

Por último, resaltó que más del 80% de la población objetivo (mayores de 12 años) está vacunado, lo que considera que es un factor decisivo para la baja mortalidad, y añadió que la aún no inmunizada se encuentra mayormente en las zonas rurales.

Perú suma 2,36 millones de casos y 203.000 muertes desde el inicio del flagelo, según el último reporte oficial difundido por medios locales y la agencia de noticias Sputnik. (Télam)