Perú, que registra más de 1,7 millones de casos de coronavirus, aceleró hoy la inmunización de los adultos mayores, utilizando bases militares, colegios y estadios como centros de vacunación, mientras se registran más de 300 muertes diarias en el país en la segunda ola de la pandemia.

"Lo que estamos haciendo es empezar por los más vulnerables, que son los mayores de 80 años, asegurando su vacunación. De acá a fin del Gobierno de transición (28 de julio) lo que tendremos es a todos los adultos mayores vacunados", dijo a la prensa el presidente interino Francisco Sagasti.

Después de una serie de escándalos por vacunaciones irregulares, el mandatario de 76 años, que ya está vacunado contra el coronavirus, lidera desde ayer la distribución de dosis en diferentes regiones del país andino, donde ya murieron 58.604 personas y actualmente que se encuentra en el pico de la segunda ola con más de 300 fallecidos diariamente.

"Tengan la confianza que estamos trabajando para inmunizar lo más rápido posible a nuestros adultos mayores. Ellos son nuestra prioridad", agregó Sagasti desde la ciudad de Piura, al norte del país, adonde llegó para entregar 9.300 dosis de vacunas del laboratorio estadounidense Pfizer, según la agencia de noticias AFP.

La inmunización de los adultos mayores se inició el 8 de marzo, pero avanzaba lentamente por la escasez de dosis, centros de vacunación y el mal uso de las vacunas disponibles.

Ahora, para acelerar el proceso, el Gobierno decidió adecuar la base militar de la Fuerza Aérea del Perú, colegios y estadios de los Juegos Panamericanos 2019, del cual Lima fue sede.

El país ya recibió cerca de dos millones de dosis de vacunas, de las cuales un millón pertenecen a la firma Sinopharm y el resto a AstraZeneca y Pfizer.

A partir de hoy, adultos mayores formaron largas filas con sillas de ruedas y tapabocas en el colegio José Granda, del limeño distrito de San Martín de Porres, donde se instaló un centro de vacunación.

Más de 24.000 decesos, de los 58.600 registrados en Perú por la pandemia desde marzo de 2020, corresponden a adultos mayores, según el ministerio de Salud.

Sagasti anunció ayer que Perú se encuentra en el pico de la segunda ola de la pandemia del coronavirus y declaró como "bien público" la distribución gratuita de tapabocas entre la población más vulnerable.

Hasta ayer, 559.000 personas habían recibido las dos dosis necesarias para la inmunización, es decir, 1,7% de los 33 millones de habitantes de Perú.

La meta es inmunizar a unos 25 millones de adultos a lo largo del año.

El proceso se lleva adelante en medio del escándalo conocido como "Vacunagate" o "VacunaVIP" por la vacunación irregular de 470 personas, incluido el expresidente Martín Vizcarra, que fue inhabilitado por el Congreso para asumir su banca recientemente electa.

El caso es ahora investigado por la Fiscalía.

(Télam)