El exbanquero Guillermo Lasso y el líder indígena Yaku Pérez, quienes disputan el segundo lugar para el balotaje presidencial de Ecuador, parecían encaminarse hoy a "construir una relación" para derrotar al correísta Andrés Arauz, aunque mantenían diferencias por el recuento de votos para definir quién llegará a la segunda vuelta.

Lasso y Pérez se reunieron hoy en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), a instancias del aspirante de Pachakutik, y aunque acordaron un recuento de votos que despeje dudas sobre el resultado, discreparon acerca de qué provincias o ciudades debían revisarse.

Aún así, Pérez propuso "construir una relación" de cara a presentar un candidato con "legitimidad, respaldo y autoridad moral, constitucional y legal para derrotar al correísmo", y Lasso destacó que existen entre ambos “más coincidencias que diferencias” y que los dos tienen “el común denominador de no querer que regrese a Ecuador el modelo totalitario que dividió a la sociedad”.

Hace dos días, Lasso escribió en su cuenta de la red Twitter que hacía propia la idea del candidato de Izquierda Democrática (ID), Xavier Hervas -que salió cuarto, con un 15 por ciento-, de sellar un pacto “para evitar el regreso de la izquierda extrema, populista y corrupta”.

El exbanquero puso entonces: “Ese es el camino. Debemos unirnos y apoyar la opción democrática que los ecuatorianos decidan que pase a la segunda vuelta. Y luego llegar a acuerdos de gobernabilidad”.

Hasta la tarde del miércoles, Pérez estaba segundo en el recuento de votos, pero Lasso luego pasó a ese lugar por una diferencia muy pequeña, y el candidato de Pachakutik lanzó una catarata de quejas y anuncios: denunció fraude, presentó una querella contra integrantes del CNE, avisó que iría a la OEA y a la CIDH y llamó a movilizar a sus bases.

Con todo, le propuso a Lasso una reunión, que el candidato de CREO-PSC aceptó anoche, para acordar un mecanismo que dé transparencia al resultado y, eventualmente, explorar la chance de un acuerdo para enfrentar al correísta Andrés Arauz, que ganó la primera vuelta con comodidad.

Pero hoy el líder indígena fue con una de máxima: "Nuestra propuesta es que se suspenda este proceso (electoral) hasta que se dé un recuento en las 24 provincias", le expresó a Lasso en la sede del CNE, en la reunión que encabezó la titular del organismo, Diana Atamaint.

En el encuentro, que presenciaron observadores de la OEA, Pérez agregó que "hoy tienen una oportunidad histórica de demostrar al país que no hay fraude, que se hizo con transparencia el proceso electoral" del pasado domingo. De hecho, hizo una presentación ante el Tribunal Constitucional con ese objetivo.

Lasso manifestó un apoyo a medias, para que “dentro del marco de la ley, se revise el escrutinio de los votos", pero dejó en claro que volver a contar cada provincia es imposible.

Según el sitio digital Primicias, en las tres horas de reunión se barajaron tres alternativas: abrir las urnas de las 24 provincias, como propuso Pérez, que después bajó esa pretensión a 16; hacer un recuento solo en una muestra estadística y avanzar si se encuentran anomalías, según propuso el consejero Luis Verdesoto; y abrir únicamente las urnas Guayaquil, ya que ahí se concentran las sospechas de fraude, según impulsó Lasso.

Atamaint anticipó que el CNE tiene "la responsabilidad absoluta de rendirle cuentas al país" y precisó que el pedido de Pérez debía ser analizado por el pleno del organismo considerando aspectos técnicos, jurídicos y presupuestarios.

"Lamentablemente esta situación se ha producido y genera dudas a la ciudadanía", comentó la autoridad electoral a la prensa, y sostuvo que el CNE "no tiene nada, absolutamente nada que ocultar" ante el estrecho margen de sufragios entre segundo y tercero.

El gobierno del presidente Lenín Moreno, cuyo período de cuatro años concluirá el 24 de mayo, aseguró que dispondrá "los recursos económicos necesarios para el proceso de reconteo de votos", según un comunicado del ministerio de Finanzas, reportado por la agencia AFP.

Pérez cuestiona el sistema informático, donde considera que está “la trampa”, según publicó el diario El Comercio. “El fraude estaría consumándose, uno, a través de la alteración de los resultados físicos de las papeletas y las actas, y otro, al momento de ingresar y obtener los resultados en el sistema informático", advirtió.

Con el 99,65 de actas cargadas, Arauz, candidato de UNES, logra un 32,70 por ciento de los votos, muy lejos de Lasso, que suma un 19,74 (1.827.149 votos), y de Pérez, que recoge un 19.38 (1.793.493 votos). La cuarta fuerza fue ID, de Hervas, que alcanzó un 15,69.

Una vez proclamados oficialmente los resultados, la nueva campaña electoral largará el 16 de marzo (incluye un debate entre los candidatos para el 21 de marzo) y se desarrollará hasta el 8 de abril.

(Télam)