La vacuna contra el coronavirus CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, la más aplicada en Brasil, logró reducir en un 95% las muertes y generó la inmunidad colectiva con el 75% de la población vacunada en Serrana, una ciudad de 45.000 habitantes del estado de San Pablo, a partir de un ensayo epidemiológico.

Las conclusiones fueron informadas hoy por el Instituto Butantan, ente público del estado de San Pablo, que desarrolla a nivel local la CoronaVac, en un experimento epidemiológico único en el mundo.

A 341 kilómetros de San Pablo, Serrana se transformó en el oasis de la pandemia porque fue elegida como el centro de los ensayos a nivel masivo de la CoronaVac.

“Logramos un laboratorio epidemiológico único en el mundo a gran escala para demostrar cómo la efectividad de la vacuna llega a salvar vidas y controlar la pandemia”, dijo Dimas Covas, presidente del laboratorio brasileño Instituto Butantan.

El instituto desarrolló el “Proyecto S”, por el cual desde febrero hasta marzo se vacunó al 95% de los mayores de 18 años (27.000 habitantes) con dos dosis de CoronaVac, separadas por 21 días.

El experimento logró la esperada inmunidad colectiva con vacunación y la inmunidad llegó incluso a niños, adolescentes y a otros no vacunados.

Es decir, cuando se cumplió el 75% de la vacunación, la población de Serrana completa estaba inmunizada.

En medio de la segunda ola de coronavirus en febrero, marzo y abril, Serrana demostró que también la vacuna fue resistente a la variante P1 de Manaos.

Según informaron Covas y el gobernador paulista, Joao Doria, se redujeron un 95% las muertes, un 86% las internaciones y un 80% los casos asintomáticos.

“Los resultados demuestran categóricamente lo que podría estar ocurriendo en todo Brasil si no fuera por el retraso en la vacunación. También demuestran que solo hay una forma de controlar la pandemia: vacuna, vacuna y vacuna para todos los brasileños”, aseguró Doria, durante la rueda de prensa de socialización del Proyecto S.

El estudio clínico es considerado pionero a nivel mundial para determinar la inmunidad colectiva de la vacuna. Uno de los puntos claves es la protección que generó en los niños haber tenido vacunados a los adultos.

“Esto generó un corte en la circulación del virus y permitió un cinturón inmunológico”, afirmó Covas durante la presentación, considerada un "triunfo" de la ciencia brasileña.

Conocida apenas por una ciudad dormitorio y de producción azucarera al lado de la gran urbe Ribeirao Preto, Serrana contó con la colaboración de líderes religiosos, comerciantes y docentes para convencer a las personas de que la vacuna era una solución.

“La vacuna es segura, eficaz, eficiente, de altísima calidad y contribuyó para prevenir el avance de la enfermedad", dijo Covas.

El colombiano Ricardo Palacios, director de investigaciones clínicas del Instituto Butantan, señaló que el experimento en Serrana “demuestra la importancia de las soluciones colectivas como la vacunación”.

Brasil dio a conocer el mayor estudio sobre una población de la vacuna en tiempo real cuando el país se encuentra al borde de una tercera ola de coronavirus, con más de 20 capitales con 80% de ocupación hospitalaria por Covid-19.

En ese marco, se conoció hoy que el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, un enemigo político del gobernador Doria y que en octubre del año pasado despreció la CoronaVac por su origen chino, se ofreció para albergar la Copa América 2021 que se inicia el 10 de junio.

Doria dijo que San Pablo estaba disponible como sede en caso de que se respetaran las normas sanitarias para los futbolistas y que los partidos sean sin público.

El diputado Alexandre Padilha, exministro de Salud de Dilma Rousseff, envió un oficio formal a Doria para rechazar la sede de la Copa América a raíz de que San Pablo es el estado más afectado por la pandemia, con 81% de ocupación hospitalaria.

Ya se negaron Río Grande do Norte, Rio Grande do Sul y Pernambuco a albergar partidos. (Télam)