El favorito en las encuestas para el balotaje presidencial de Perú del próximo 6 de junio, Pedro Castillo, se reunió hoy de manera virtual con miembros de la comunidad migrante de ese país andino en la Argentina y dirigentes políticos y sindicales, destacó que le "interesa el pueblo nada más" y propuso hacer "una sola agenda, una agenda que sea hecha por los de abajo".

"Hay muchos compatriotas que viven con seis soles diarios (1,5 dólares), nada más. No nos interesan las encuestas no es necesario cambiar una hoja de ruta y meterte en el centro. Nos interesa el pueblo nada más porque, si te agarra un dolor de barriga, no vas a esperar que te atienda uno de derecha, de centro o de izquierda", aseguró Castillo durante el encuentro virtual organizado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

"Vamos a convocar a un referendo para redactar una constitución nacional de independencia, con olor, sabor y color a pueblo. Hagamos una sola agenda, una agenda que sea hecha por los de abajo", agregó el sindicalista y docente de una de las regiones rurales de Perú.

Con 51 años y como candidato presidencial por Perú Libre, Castillo sorprendió a los peruanos y al mundo entero al ganar la primera vuelta en abril pasado y ubicarse aún como favorito en las encuestas para el balotaje en menos de dos semanas, aunque los sondeos muestran que la brecha con su rival, la conservadora e hija del expresidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, se está achicando.

Durante el encuentro, el secretario de Relaciones Internacional de CTA y también dirigente sindical de docentes, Roberto Baradel, destacó "las luchas por la educación muy importantes que encabezó Castillo en Perú", mientras el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y excanciller, Jorge Taiana, destacó "la solidaridad e historia común entre los dos pueblos".

"Sepa usted que acá, en el pueblo argentino, el movimiento peronista y las organizaciones sociales, va a encontrar todo nuestro apoyo. Un Gobierno de abajo, que combate las desigualdades. lo sentimos como propio y le deseamos todo el éxito", aseguró.

De la reunión también participaron la coordinadora del equipo de observación electoral de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Copppal), Dolores Gandulfo; el diputado del Parlasur y presidente del Observatorio de la Democracia de ese organismo, Oscar Laborde, y el

embajador argentino en Perú, Enrique Vaca Narvaja, entre otros dirigentes argentinos.

De la comunidad peruana, hablaron líderes y referentes sociales, de la comunidad LGBTIQ+ y jóvenes. Muchos de ellos se emocionaron al hablar sobre la posibilidad de un cambio político en Perú.

Claudia Vásquez, una dirigente trans que, como Castillo tiene padres serranos y vivió en la misma ciudad natal del candidato, le contó porque se fue del país y le pidió sumar como la suya al debate político.

"Al no encontrar políticas en el país donde nacimos, las travestis y personas trans nos vemos obligadas a escapar a otro país. Nos enfrentamos a la discriminación no solo del Estado, pero también de una sociedad que nos criminaliza y no nos deja otro rol que la prostitución. Queremos ser parte de la discusión de la constituyente", aseguró la dirigente.

Yefry Mosquera, otro militante LGBTIQ+, contó que abandonó Perú en busca de una educación superior, a lo que Castillo le propuso que, si gana, vuelva al país para ayudar a "desarrollarlo".

"No podemos seguir siendo un país primario exportador, no podemos ser un país rico de pobres", reclamó el candidato, quien relató las dificultades con las que hizo campaña, especialmente antes de la victoria en la primera vuelta: contó que pasó hambre, que se quedó nafta y tuvo que recorrer pueblos y ciudades a pie.

"Mas allá de la ideología, de los grandes libros, tenemos que alumbrar esta realidad que está en la punta de nuestra nariz", pidió Castillo para su país y el resto de América Latina. (Télam)