El expresidente colombiano Andrés Pastrana (1998-2002) informó en su cuenta de Twitter que no asistirá a la investidura de Gustavo Petro como presidente de Colombia, el próximo 7 de agosto, en Bogotá, por "diferencias éticas y políticas".

El exmandatario y líder del Partido Conservador agradeció la invitación a la asunción del primer presidente de izquierda de la historia de Colombia, pero decidió declinar “por las insalvables diferencia éticas y políticas que los separan”.

“Los interrogantes en torno al conteo del voto popular son espada de Damocles sobre la legitimidad del proceso electoral y la continuidad democrática al cabo de los cuatro años de mandato", mencionó en una carta dirigida a Gustavo Petro.

Igualmente, señaló que los pactos del presidente electo con condenados de la cárcel de La Picota y el acuerdo 'nacional' con patente de corso para los corruptos “abren la puerta al redoblado saqueo de las arcas del Estado".

Otro de los motivos mencionados en la misiva guarda relación con “la legalización de hecho de los cultivos que nutren al narcotráfico y su compromiso de borrón y cuenta nueva con las mafias de la droga”. Advirtió que “esa es la vía hacia la narcocracia”.

"Su postura inflexible sobre estos arreglos ha dejado en claro que son compromisos irrevocables de su gobierno", concluyó Pastrana.

La postura del líder conservador anticipa el clima tenso, en particular con los partidos tradicionales, que acompañará a Petro en su gestión.

Una docena de jefes de Estado, entre ellos el rey Felipe VI de España, y representantes de gobiernos de varios países, asistirán a la investidura del mandatario electo. (Télam)