Representantes de los mayores partidos parlamentarios de Finlandia presionan para suspender la entrega de visados turísticos a los ciudadanos rusos, mientras crece la tensión bilateral por la invasión a Ucrania y la intención del país nórdico de ingresar en la OTAN.

"Los representantes del Partido de Coalición Nacional, los Socialdemócratas, los Verdaderos Finlandeses y los Centristas creen que Finlandia debería prohibir la entrega de visados turísticos a los rusos", comunicó la agencia de noticias nacional STT, reportó la agencia Sputnik.

El vicepresidente del grupo parlamentario del Partido de Coalición Nacional, Jukka Kopra, indicó que la situación actual "permite eludir las sanciones (antirrusas) y exportar los productos sometidos a sanciones a Rusia", lo que "debilita el efecto de las sanciones".

Más temprano, la primer ministra finlandesa en funciones y titular de Asuntos Europeos, Tytti Tuppurainen, aseguró que Helsinki no planea dejar de emitir visados turísticos a los rusos en el contexto de la guerra.

Agregó que es un tema que se debe acordar a nivel de la UE y los países del acuerdo de Schengen.

La frontera entre Finlandia y Rusia estuvo cerrada al turismo desde marzo de 2020 hasta el 15 de julio de 2022.

Anteriormente, la cancillería de Finlandia observó que, después del levantamiento de las restricciones de coronavirus, en Rusia surgió una mayor demanda de las visas de turista para viajar al territorio finlandés.

Tras iniciada la guerra el pasado 24 de febrero, Finlandia (y también Suecia) pusieron fin a décadas de neutralidad y optaron por unirse a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en un avance histórico para la alianza que supone un golpe para el presidente de Rusia, Vladimir Putin. (Télam)