El parlamento boliviano aprobó hoy en una sesión marcada por duros ataques entre el oficialismo y la oposición un decreto presidencial de amnistía e indulto para más de un millar de "perseguidos" por el reciente Gobierno de facto, entre ellos el expresidente Evo Morales.

"Con el voto afirmativo de la mayoría absoluta de la Asamblea (parlamento), queda aprobado el decreto presidencial de amnistía e indulto por razones humanitarias", proclamó tras un debate de tres horas el vicepresidente David Choquehuanca, quien presidió la sesión.

El gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) impuso su mayoría en la sesión bicameral para cerrar el debate y aprobar el decreto del presidente Luis Arce, calificado como un "acto de justicia" por el oficialismo y denunciado como "dictatorial" e "inconstitucional" por la oposición, reportó la agencia de noticias rusa Sputnik.

El decreto, que libera de procesos y en muchos casos de detención preventiva a miembros y simpatizantes del pasado Gobierno de Morales, y a otros ciudadanos que rechazaron la administración de la expresidenta de facto Jeanine Áñez, beneficiará también a decenas de presos que sufren retrasos en la tramitación de sus causas, según un anuncio oficial. (Télam)