Para imponerse en el balotaje chileno que se disputará el 19 de diciembre próximo, el izquierdista Gabriel Boric y el pinochetista José Antonio Kast deberán moderar sus discursos y buscar una mayor participación ciudadana en los comicios, que son voluntarios en Chile, dijo hoy un analista político.

Javier Couso, abogado constitucionalista de la Universidad Diego Portales de Chile, indicó en diálogo con Télam que captar el voto del centro y la búsqueda de mayor participación serían fundamentales para poder llegar al sillón presidencial, de cara a una campaña de balotaje que ya empezó.

Si bien ha habido proclamaciones sobre el apoyo que entregarán ciertos partidos con toda lógica (la centroderecha a Kast y la centroizquierda a Boric), hay uno que según expertos podría ser muy importante para el candidato que consiga su apoyo.

Se trata del Partido de la Gente (PDG), representado en primera vuelta por Franco Parisi, quien obtuvo el tercer puesto con casi 900.000 votos (12,8%) y que ha confesado que el PDG está lejos tanto de los sectores de izquierda como de derecha, por lo que no hay una cabal idea acerca de quiénes son sus electores.

El analista sostuvo que el 64% de los votantes de Parisi son hombres, y detalló que es "gente ubicada en el grupo socioeconómico medio-bajo que está saliendo recién de la pobreza, pero está en una capa muy estrecha de recursos, con mucho resentimiento al sistema financiero, pero no desde una posición ideológica".

También evaluó que el votante de Parisi "no está en contra del capitalismo sino que dice que funciona mal el capitalismo neoliberal porque están corruptas las élites".

Click to enlarge
A fallback.

Según Couso, ese votante "calza más con el populismo, digamos a la Berlusconi en Italia, porque tenía esta cosa medio machista, y no era un tipo anticapitalista, pero tenía críticas a las élites empresariales".

En las últimas horas, Parisi declaró que, como partido, harán una consulta con sus adherentes para saber a quién apoyar, lo que según Couso podría ser clave a favor del candidato pinochetista, ya que considera que una mayoría están mas cerca de la derecha.

"No está claro si va a llamar a sus adherentes a decir a quién apoyar en segunda vuelta, pero si lo hace, todo el mundo apuesta a que una mayoría apoya a Kast, aunque siempre puede haber sorpresas", afirmó.

Además, explicó que el "efecto Parisi" sería más fuerte si es que se produce ese apoyo como partido, ya que "si Parisi no da su apoyo público a uno de los dos candidatos, el ´efecto Parisi´ se diluye, en el sentido de que muchos de sus adherentes no irían a votar".

En esta primera vuelta votó medio millón de personas menos que en el plebiscito de octubre de 2020 por una nueva Constitución, por lo que, según Couso, "la esperanza de Boric no es apelar al votante de Parisi, sino movilizar a gente joven que no votó en primera vuelta. Yo diría que esa es la única esperanza de Boric".

Luego de los comicios se vio públicamente más decidida a la alianza oficialista actual (centroderecha) a darle su apoyo a Kast que a la centroizquierda (la exConcertación) a definirse en favor de Boric, aunque sí salieron a definirse como opositores al ultraderechista.

"Moderar discursos para llegar a sectores del centro también es clave. Yo creo que Kast debe moderar su discurso también, pero mucho menos que Boric. Kast sabe que toda la derecha va a votar por él", señaló Couso, quien mencionó algunos problemas que ha tenido Boric en los primeros días posprimera vuelta con su conglomerado, especialmente con el Partido Comunista (PC).

El candidato de la izquierda declaró que Daniel Jadue, ex candidato del PC, con quien disputó las primarias, no tendría un rol de mayor importancia en su eventual Gobierno, ya que necesitan "gente transversal".

Ante esto, el Partido Comunista pidió explicaciones mediante redes sociales, ya que, desde el partido, confían en que Jadue podría aportar desde cualquier lugar.

Couso dijo que esto no le viene bien al candidato de la izquierda porque "genera una sensación de qué gobernabilidad va a dar una coalición donde el aliado más importante sale criticando al candidato, y el candidato crítica a su excompetencia en la primaria".

"Por eso, el PC tiene que entender que Boric debe moderar el discurso para llegar a otros sectores, pero también tiene que movilizar a los jóvenes que no votaron", insistió el especialista. (Télam)