El Gobierno de Venezuela denunció hoy que el operativo de seguridad desplegado tras semanas de extrema violencia en Caracas terminó con 22 "delincuentes" y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad muertos, 28 heridos, tres paramilitares colombianos detenidos y armas de Estados Unidos y de Colombia incautadas.

El anuncio lo hicieron por televisión la vicepresidenta Delcy Rodríguez, junto con la ministra de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Carmen Meléndez, y el jefe de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y aunque se mencionó que hay civiles entre las víctimas, no se dieron detalles.

"Queremos informar que hemos capturado a tres paramilitares colombianos en esta operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, hemos incautado armas estadounidenses y de la Fuerza Armada colombiana", informó la vicepresidenta durante la presentación del balance del operativo, transmitida por el canal Venezolana de Televisión y, acto seguido, mostró un video en el que uno de los detenidos cuenta que él y otros arrestados recibieron entrenamiento de paramilitares colombianos, según la agencia de noticias Sputnik.

Además, la vicepresidenta denunció que dentro de la casa de los "cabecillas" de las bandas que se enfrentaron durante días con las fuerzas de seguridad en Caracas, la capital venezolana, se encontraron alimentos del programa social del Gobierno denominado Consejos Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), un dato no menor en un momento que el país atraviesa una crisis humanitaria, según la definió la ONU, por falta de acceso a alimentos y bienes básicos.

La vicepresidenta responsabilizó de la violencia en la capital a la "derecha de Venezuela y sus aliados internacionales", y recordó las recientes giras de los titulares de la CIA y del Comando Sur estadounidenses en la región: "Aquí está la derecha extremista venezolana, veníamos haciendo seguimiento de cómo estos grupos armados venían siendo penetrados por el extremismo venezolano".

El sábado pasado, el propio presidente Nicolás Maduro había acusado a Estados Unidos de estar organizando un plan para asesinarlo por estas visitas a la vecina Colombia, donde hace solo unas semanas personas aún no identificadas primero atacaron un cuartel del Ejército donde había asesores militares estadounidenses y luego dispararon contra el helicóptero donde viajaba el presidente Iván Duque y, según Bogotá, lo hicieron con armas de las Fuerzas Armadas Bolivarianas de Venezuela.

Rodríguez mencionó a dos dirigentes de la oposición venezolana -Leopoldo López y Juan Guaidó- y prometió que "más adelante" mostrará "videos y conversaciones de Whatsapp" que, según dijo, demostrarían sus vínculos con los detenidos y abatidos.

Desde su Twitter, Guaidó rechazó las acusaciones y sostuvo que “lo que pretende hacer el régimen con el caso de la Cota 905 es una novela repetida, un show más en el que van a inculpar a la alternativa democrática“,.

Además acusó al Gobierno de Maduro de "mentir, censurar y confundir para tapar la realidad: su complicidad con estas bandas armadas".

Desde el 7 de julio, el oeste de Caracas había sido escenario de balaceras, protagonizadas por grupos criminales dominados por una organización denominada como el 'Koki', que se inició en el sector popular llamado la Cota 905, y se ha extendido hacia El Valle, Cementerio, La Vega, San Juan, entre otros.

Hoy la ministra Meléndez informó en el balance del operativo de seguridad que de los 22 "delincuentes" muertos, 12 han sido identificados y se trataban de personas ya conocidas por el Gobierno.

"Hemos incautado un arsenal militar de guerra, 2.000 cartuchos calibre .50, 4.000 cartuchos calibre .762, 150 cartuchos calibre 5.56, tubo lanzacohetes calibre 84 milímetros, granadas de fusiles, dos granadas de mano M26, unos que vienen de Estados Unidos, y unos de Colombia, municiones en cantidad tenían estos delincuentes", indicó.

Además, informó que los detenidos y fallecidos tenían un laboratorio clandestino, donde decomisaron 20 kilogramos de pasta base de clorhidrato de cocaína, 71 vehículos, tres camiones.

"No descansaremos hasta tener el 100% de la liberación de estas bandas delincuenciales en todo el país", prometió.

(Télam)