Paraguay informó en las últimas horas que todas las camas de terapia intensiva disponibles en el país están ocupadas, mientras que se mantiene una tendencia al alza de los contagios de coronavirus, con más 2.000 nuevos casos diarios.

"Todas las camas UTI están ocupadas. De las 655 camas que tenemos en el sector público y los hospitales integrados y el Instituto de Previsión Social, tenemos actualmente 655 camas ocupadas", alertó Leticia Pintos, directora de Redes y Servicios de Salud del Ministerio de Salud Pública.

Pintos agregó que existen, además, 92 lugares fuera de terapia intensiva para reanimación y que esos también están en su totalidad con pacientes.

La funcionaria precisó que en el Hospital Nacional de Itauguá entrarán a funcionar 16 camas más este fin de semana y señaló que en el Hospital del Alto Paraná se habilitaron otros 42 lugares, pero que entre el jueves y el viernes se ocuparon 30 de ellas.

El viceministro de Atención Integral a la Salud, Hernán Martínez, mencionó que existe la posibilidad de recurrir a un establecimiento castrense para recibir a más pacientes.

La segunda semana de marzo Paraguay registró un aumento del 40% de los casos con respecto a la primera del mismo mes, precisó Guillermo Sequera, responsable de la Dirección General de Vigilancia de la Salud.

"Si comparamos con lo que era hace un mes, prácticamente se ha duplicado el número de casos que tenemos por semana. También hay un ascenso muy importante del número de fallecidos que tenemos por semana", describió Sequera, citado por la la agencia de noticias paraguaya IP.

Puntualizó que la semana anterior se superó el histórico en cuanto a fallecimientos que se tuvo en septiembre.

En el periodo de siete días que culmina hoy también se cerrará con números muy altos, mencionó Sequera al señalar que es muy probable que se supere el número registrado en el periodo entre el 6 y 13 de este mes.

Sequera describió que cuando los países entran en un ritmo de aceleración como el que está teniendo Paraguay, el ritmo continúa entre dos y tres semanas.

"Luego puede ascender un 10%, mantenerse en una meseta de dos a tres semanas para luego, esperemos todos, ir descendiendo. Ese es un poco el panorama que nos espera en las próximas tres o cuatro semanas en el país", explicó el responsable de Vigilancia de la Salud.

Paraguay recibió ayer el primer lote de 36.000 vacunas contra el coronavirus enviado por el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en medio de críticas al Gobierno por su gestión sobre la pandemia.

El país, que volvió a suspender las clases presenciales y a limitar la circulación, registra más de190.000 casos y se acerca a las 3.700 muertes desde el inicio de la pandemia, según el último reporte del Ministerio de Salud. (Télam)