Miembros de la organización guerrillera Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) asesinaron a golpes a un peón rural cerca del sitio donde secuestraron al exvicepresidente Oscar Denis, revelaron fuentes militares citadas hoy por la prensa local.

El caso fue aparentemente esclarecido al hallarse el teléfono celular de la víctima en poder de los tres guerrilleros del EPP abatidos el viernes pasado en un enfrentamiento con tropas regulares, dijeron fuentes del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) citadas por el diario asunceño ABC Color.

Daniel Benítez, de 51 años y que trabajaba en una estancia vecina a la de Denis, fue hallado muerto el 1 de octubre pasado a 22 kilómetros del lugar donde 22 días antes había sido raptado el exvicepresidente.

El hecho de que Benítez apareciera con la cabeza destrozada a golpes y no baleado hizo suponer a los investigadores que había sido víctima de ladrones de ganado o indígenas, y no del EPP, pese a que había llamado la atención que su cuerpo fuera hallado cerca del sitio del secuestro.

Ahora, en cambio, las autoridades creen que el peón pudo ser asesinado a golpes con el fin de evitar que el ruido de disparos delatara la ubicación de los atacantes, sobre todo si tenían a Denis en su poder.

El presidente Mario Abdo Benítez anunció el sábado que la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) había reportado “tres abatidos pertenecientes al grupo criminal del norte en un enfrentamiento” ocurrido la noche anterior en Cerro Guazú, a unos 50 kilómetros de la ciudad Pedro Juan Caballero, fronteriza con Brasil.

Los tres guerrilleros muertos el viernes fueron identificados y pertenecían a la célula que raptó a Denis, según las fuentes del CODI.

“Desde 2014 no teníamos un enfrentamiento con este grupo armado; este año tuvieron siete bajas y, lo más importante, se construyó capacidad: una vez se llegó al campamento y esta vez se llegó a ellos a través de una emboscada gracias al trabajo de inteligencia”, explicó el mandatario esta mañana.

“Esto fue un operativo más pero no estamos ni satisfechos ni la misión ha terminado, está lejos de terminar hasta traer a los paraguayos secuestrados”, agregó Abdo Benítez, según el diario Última Hora.

Benítez es la víctima fatal número 39 del EPP, que también asesinó a 18 policías y 11 militares, según fuentes oficiales.

El EPP opera desde 2008 en el departamento norteño Concepción y las autoridades le adjudican también más de una decena de secuestros.

El grupo mantiene como rehenes al suboficial de policía Edelio Morinigo y a Denis, de quienes no se tienen noticias desde poco después de que fueran raptados, el 5 de julio de 2014 y el 9 de septiembre de este año, respectivamente, y posiblemente también al ganadero Félix Urbieta, raptado el 12 de octubre de 2016, aunque en principio se atribuyó el hecho a otra organización. (Télam)