Paraguay recibió hoy el primer lote de 36.000 vacunas contra el coronavirus enviado por el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en medio de críticas al Gobierno por su gestión sobre la pandemia.

El cargamento, parte de un total de 100.000 dosis del fármaco de AstraZeneca que tiene garantizadas el país este mes a través del instrumento, arribó al aeropuerto Silvio Pettirossi que sirve a la capital Asunción y fueron recibidas por el ministro de Salud, Julio Borba.

Hasta la fecha, el Gobierno paraguayo logró conseguir 27.000 vacunas: 4.000 de la Sputnik V, 20.000 de CoronaVac donadas por Chile, y 3.000 de Sinopharm enviadas por Emiratos Árabes, informó el portal Última Hora.

El Ministerio de Salud informó que 12.452 trabajadores de la salud de primera línea ya fueron inmunizados, con 1.132 de ellos que ya recibieron la segunda dosis de la Sputnik V.

El Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez recibió varias críticas de la oposición, con acusaciones de hacer varias transferencias de dinero a cuentas erróneas para la compra de vacunas contra el coronavirus.

De acuerdo con las señalamientos, el 13 de octubre de 2020 el Ministerio de Sanidad habría transferido a The Vaccine Alliance Gavi (una fundación creada por Bill Gates para garantizar que las vacunas llegan a los países más pobres) la suma de 6,8 millones de dólares, lo que supone el 15 por ciento del total previsto para la provisión de más de 4 millones de dosis por el mecanismo Covax.

Sin embargo, según el pedido de inicio de juicio político que el oficialista Partido Colorado logró evitar en la Cámara de Diputados, ese dinero tenía que ser depositado en la cuenta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) que se encarga de las gestiones del Covax.

Posteriormente, para el inicio de las entregas la OPS pidió 2,8 millones de dólares, pero el dinero otra vez fue transferido nuevamente a Gavi por error.

Paraguay transita por su peor momento pandémico, con desborde de servicios hospitalarios, camas de terapia intensiva colmadas y un brusco aumento de contagios.

El país, que volvió a suspender las clases presenciales y a limitar la circulación, registra casi 190.000 casos y se acerca a las 3.700 muertes desde el inicio de la pandemia, según el último reporte del Ministerio de Salud. (Télam)