El Ministerio de Justicia de Paraguay ordenó hoy el cierre epidemiológico de la Penitenciaría Regional de Emboscada por casos positivos de coronavirus, que se suma a otras tres cárceles también clausuradas por el rebrote de casos.

"El Ministerio de Justicia detectó dos casos confirmados de Covid-19 de personas privadas de libertad de la Penitenciaría Regional de Emboscada, ordenando el cierre epidemiológico por el plazo de un mes conforme evolucione la situación de la enfermedad", informó la Secretaría de Estado en un comunicado.

El director de Salud de Penitenciaria, Daniel Cantero, dijo que están "implementando todos los protocolos sanitarios establecidos" y que han "puesto en aislamiento a las dos personas, que afortunadamente están con síntomas leves y sin complicaciones".

Estos casos representan el primer rebrote en la Penitenciaría Regional de Emboscada, informó el ministerio, citado por medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

Esta es la cuarta cárcel en la que las autoridades disponen la misma medida en lo que va del mes.

El 16 de marzo fue en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este y días antes había sido la Unidad Penitenciaria Industrial Esperanza de la capital Asunción y la Penitenciaría Padre Juan Antonio de la Vega.

Paraguay transita por su peor momento pandémico, con desborde de servicios hospitalarios, camas de terapia intensiva colmadas y un brusco aumento de contagios.

Esta situación puso al presidente Mario Abdo Benítez al borde del juicio político, que los votos de su Partido Colorado lograron ayer evitar, por su muy cuestionada gestión a lo largo de toda la pandemia que sumió al país en un caos sanitario.

Paraguay, que volvió a suspender las clases presenciales y a limitar la circulación, registra casi 190.000 casos y se acerca a las 3.700 muertes desde el inicio de la pandemia, según el último reporte del Ministerio de Salud. (Télam)