Paraguay está atravesando “la etapa más crítica de la pandemia” de coronavirus, después de haber adoptado hace un año algunas medidas “exitosas” que se vieron opacadas por una gestión administrativa que fue “el gran fracaso”, afirmó hoy la exministra de Salud y actual senadora opositora Esperanza Martínez.

Las primeras medidas “fueron exitosas” y permitieron tener “resultados epidemiológicos muy buenos entre marzo y julio y comienzos de agosto, con pocos casos comunitarios por el gran aislamiento social y el apoyo de la sociedad”, dijo la legisladora a Télam Radio.

Pero “el gran fracaso fue la gestión administrativa de la pandemia” por parte del Ministerio de Salud, que apenas registra “36% de ejecución” de los fondos extraordinarios que se le asignaron y realizó “compras fallidas en todo lo que hace a la provisión de insumos, medicamentos y ampliación de camas”, agregó.

“Y desde diciembre comenzamos un ascenso en la curva de casos diarios nuevos, que en los últimos 15 o 20 días se incrementó exponencialmente, creemos que por la presencia de la variedad brasileña (del virus), que está creando una fuerte transmisibilidad”, subrayó Martínez, que pertenece al partido Frente Guasú del expresidente Fernando Lugo.

A juicio de la senadora, “la población en este momento está pasando por la etapa de colapso prácticamente de todo el sistema, sobre todo hospitalario y de terapia intensiva”.

Además, indicó, “se han dado muchos casos de corrupción, muchos casos de dificultades de control en la gestión con venta de medicamentos del sector público en el sector privado, o de desviaciones, y eso ha producido una irritabilidad social, sumada a otras crisis del propio gobierno”.

“Entonces hoy estamos en la etapa ascendente de la epidemia, con la saturación de todas las camas en los servicios y con la gente en las calles desde hace más de 14 días, y se suman personas que se van adhiriendo desde el campo hacia la ciudad en este proceso de protestas pidiendo la salida del presidente y el vicepresidente de la República”, Mario Abdo Benítez y Hugo Velázquez, respectivamente.

Paraguay sumaba desde el comienzo de la pandemia 181.414 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 27.027 personas tenían la infección activa y 3.517 murieron por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche. (Télam)