El candidato presidencial progresista y ganador de la primera vuelta en Colombia, Gustavo Petro, consideró hoy que "no tiene ni pies ni cabeza" la admisión de una denuncia en su contra en España, vinculada al presunto secuestro en 1981 del periodista Fernando González Pacheco por parte de la organización guerrillera M-19, en la que había militado el político.

"Un señor que no conozco ha venido aquí persiguiéndome, tratando de ver cómo, en medio de unas elecciones, eso se vuelve noticia, lo intentó aquí en Colombia, no pudo. Entonces está operando ahora en España (...) está intentando ver cómo arma un proceso allá en medio de unas elecciones, pero eso (no tiene) ni pies ni cabeza", dijo en una entrevista con Caracol Radio.

Petro afirmó que solo conoció al famoso periodista colombiano "por televisión" y era alguien a quien "quiso mucho, como cualquier niño (...) Me hubiera encantado conocerlo".

Asimismo, en relación al secuestro, aseguró que González Pacheco en aquella época "decidió expresarle unas opiniones al país" por medio de una entrevista y aquella conversación se dio "a través de una retención porque era clandestina", por lo que el popular periodista estuvo aproximadamente dos días en manos del M-19.

La denuncia fue interpuesta en marzo pasado por Francois Roger Cavard, un jurista y periodista que en 2018 intentó sin éxito anular la inscripción de la entonces candidatura presidencial de Petro en Colombia, al alegar que no había sido amnistiado de delitos cometidos cuando perteneció al M-19, que depuso las armas en 1990.

Aunque la demanda fue rechazada por la Fiscalía española por considerar que los tribunales del país no tenían jurisdicción para investigarla, fue finalmente admitida a trámite por un juez de la Audiencia Nacional -encargada de asuntos complejos-, al señalar que podría tener competencia si González Pacheco tiene nacionalidad española, tal como manifestó el querellante.

No obstante, el magistrado determinó que, para iniciar la investigación, son necesarios tres requisitos: comprobar con las autoridades colombianas que Petro no fue indultado, determinar que el periodista -ya fallecido- "ostentaba la nacionalidad española al tiempo de producirse los hechos denunciados" y que sus familiares decidan querellarse por este caso.

Roger Cavard, por su parte, dijo ayer a la W Radio que su denuncia "no tiene cálculo político", pese a que "han transcurrido más de 32 años" y fue presentada en vísperas del proceso electoral.

Según afirmó, no conoce a la familia del periodista y decidió presentarla en España porque hace cuatro años descubrió que Petro no está amnistiado ni indultado por sus vínculos con el M-19, lo que lo llevó entonces a interponer unos recursos en Colombia que le fueron negados.

Ante la negativa de la justicia colombiana de dar curso a sus demandas, el exviceministro de Justicia colombiano Miguel Carlos Medina explicó años atrás al portal de noticias Colombiacheck que a Petro “no lo iban a amnistiar ni indultar porque para la fecha no tenía ningún proceso judicial en su contra" y argumentó que el hecho de que haya podido ocupar cargos públicos de elección evidenciaba que la interpretación de Roger Cavard era errónea.

El aspirante del progresista Pacto Histórico se refirió también al proceso penal por corrupción -el denominado caso Vitalogic- que afronta su rival en el balotaje, el populista Rodolfo Hernández, imputado por presuntas irregularidades en la celebración de un contrato de consultoría.

"La justicia es quien lo dice. De todos los 40 candidatos que han pasado, solo hay un imputado por corrupción", apuntó.

Hernández, candidato de la Liga Anticorrupción, fue citado a juicio el próximo 21 de julio por presunta participación en la adjudicación ilegal de un contrato para el manejo de basuras cuando era alcalde de la norteña Bucaramanga (2016-2019). (Télam)