Las Naciones Unidas (ONU) deben conversar con los talibanes parta evitar que Afganistán agudice su grave situación social, afirmó hoy el secretario general de la organización, el portugués António Guterres.

"Es imposible prestar ayuda humanitaria en Afganistán sin hablar con las autoridades de facto del país", evaluó Guterres en una conferencia de prensa al margen de una reunión en Ginebra que permitirá recaudar más de 600 millones de dólares en ayuda para las organizaciones humanitarias del país.

Millones de afganos ya están afectados por una sequía aguda y las consecuencias de la pandemia de la Covid-19.

Según la ONU, sin ayuda, casi toda la población afgana (97%) puede caer bajo el umbral de la pobreza el año próximo, frente a 72% en la actualidad.

Francia y Estados Unidos anunciaron que aportarán 120 y 75 millones de dólares, respectivamente, para esa tarea de la ONU en Afganistán, reportó la agencia AFP.

"Si queremos hacer avanzar los derechos humanos del pueblo afgano, la mejor manera es avanzar con la ayuda humanitaria, dialogar con los talibanes y utilizar esa ayuda humanitaria para impulsar la aplicación de esos derechos", dijo Guterres.

El funcionario instó a la comunidad internacional a “encontrar la manera de permitir una inyección de dinero en efectivo en la economía afgana, para permitir que la economía respire y evitar un colapso”.

De lo contrario, advirtió Guterres, habrá “consecuencias devastadoras para el pueblo afgano y podría desencadenarse un éxodo masivo, con las consecuencias que se pueden imaginar para la estabilidad de los países de la región". (Télam)