Los planes del presidente de Rusia, Vladimir Putin, no incluyen atacar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero cualquier ataque a un miembro de la alianza implicaría un "cambio de juego", remarcó hoy el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin.

Al hablar ante el Congreso, Austin afirmó que "si Rusia decide atacar a cualquier nación miembro de la OTAN, entonces eso es un cambio de juego”.

“Entonces, con respecto a los compromisos del Artículo 5, ciertamente la OTAN respondería muy probablemente como una coalición de alguna forma", dijo el funcionario ante el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes.

Insistió igualmente en que si se observa el cálculo de Putin, pareciera que "Rusia no quiere enfrentarse a la alianza de la OTAN".

El jefe del Pentágono también expresó que Rusia "sigue siendo una amenaza aguda que requiere una coordinación estrecha y sostenida en toda la alianza de la OTAN para evitar más agresiones en Europa", reportó la agencia Sputnik.

Y advirtió, finalmente, que "las capacidades nucleares de Rusia también plantean desafíos importantes ahora y en el futuro". (Télam)