El presidente de Perú, Francisco Sagasti, afirmó hoy que el país se encuentra en el pico de la segunda ola de la pandemia de coronavirus y calificó la situación sanitaria como "terrible" a raíz de un aumento de casos experimentado a pesar del desarrollo de la campaña de vacunación.

"No olvidemos que ésta es una pandemia insidiosa, traicionera, que no nos deja; estamos ya en el pico de la segunda ola, y realmente es terrible lo que está sucediendo en nuestro país y en otros países de la región, algunos de los cuales se encuentran, si ustedes pueden imaginarse, en situaciones peores que las nuestras", dijo Sagasti en un acto público en el departamento sureño Ayacucho.

Desde enero, cuando empezó en Perú la segunda ola de Covid-19, se reportaron 20.120 muertes, una cifra que superó las previsiones que había hecho el Ministerio de Salud en noviembre 2020, cuando proyectó que en el peor escenario la segunda ola causaría 19.785 decesos.

Sagasti llegó esta mañana a Ayacucho, donde entregó 44.350 vacunas de AstraZeneca conseguidas a través del mecanismo Covax, para continuar con la inmunización a los adultos mayores de esta jurisdicción.

Asimismo, el jefe del Estado afirmó que las dosis de AstraZeneca son seguras, disipando los temores de la población por los casos de trombosis que se reportaron en otros países.

"Esto es una cosa rarísima, y lo que se ha detectado en los casos de trombosis es que ocurren en situaciones muy especiales; no tengan miedo, la vacuna de AstraZeneca ha sido declarada por todas las organizaciones que vigilan la sanidad en el mundo como una vacuna segura; confíen, no tengan miedo, vacúnense", indicó Sagasti.

Asimismo, aseguró que en los meses restantes de gestión continuará con las negociaciones con cinco a seis laboratorios para adquirir más vacunas y dejar dosis para el nuevo gobierno.

“Estamos haciendo lo posible, no solamente vacunar sino también asegurar los servicios hospitalarios del cuidado para toda la población en la medida de lo posible”, añadió, según el diario El Comercio.

Perú acumulaba desde el comienzo de la pandemia 1.726.806 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 15.134 personas tenían la infección activa y 58.261 murieron por la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud, publicado anoche. (Télam)