El presidente de Perú, Francisco Sagasti, remarcó hoy que, según las autoridades electorales, el proceso posterior al balotaje del domingo se desarrolló “sin ningún contratiempo que justifique usar una palabra tan grande como fraude" y pidió a la ciudadanía mantener la calma hasta que se oficialice el resultado.

"Hasta el momento todo los que nos reportan las instituciones encargadas del proceso electoral es que éste se ha producido de manera ordenada y tranquila, sin ningún contratiempo que justifique usar una palabra tan grande como fraude", remarcó Sagasti.

Aunque no la mencionó, la referencia es para la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien no solo pidió la anulación de centenares de mesas sino que dijo que tenía “indicios de fraude” en el proceso.

"Quiero hacer un llamado a los líderes, a los dos contendientes en esta segunda vuelta para que invoquen a la calma sus partidarios, para que mantengan la serenidad. Es absolutamente fundamental que durante estos días que nos esperan se mantenga la calma y la tranquilidad", aseguró el jefe de Estado, en declaraciones a la televisora estatal TV Perú.

Sagasti insistió en que no veía “ninguna razón para dejar que este proceso se mancille” y destacó que tiene “total confianza en la autonomía y eficiencia de las autoridades electorales".

Fujimori enfrentó el domingo último, en segunda vuelta, al postulante de Perú Libre, Pedro Castillo, quien la aventaja por un pequeño margen (50,199% a 49.801%) con el 100% de las actas procesadas y 99,255% computadas.

Fujimori anunció que quiere que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) anule los votos de 802 mesas por supuestas irregularidades. (Télam)