El Ejército de Israel dijo hoy que aún no decidió si somete a soldados a un procedimiento de disciplina por la muerte de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, mientras que el Gobierno palestino presentó el caso, que definió como "ejecución", a la Corte Penal Internacional (CPI) de la Haya.

La periodista de la cadena de noticias Al Jazeera, del emirato árabe de Qatar, murió el pasado 11 de mayo por disparos de bala cuando cubría una incursión del Ejército israelí en el campamento de refugiados de la ciudad de Jenín, en los territorios palestinos de Cisjordania.

Los soldados habían ingresado al campamento de refugiados para detener a milicianos palestinos buscados por ataques contra israelíes.

Palestina y Qatar acusan al Ejército israelí de haberla matado. Estados Unidos y la Unión Europea (UE) han pedido una investigación internacional.

Hoy, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno autónomo palestino, la Autoridad Nacional Palestina (ANP), informó que entregó un informe sobre la "ejecución" de Abu Akleh a la CPI, el único tribunal internacional que juzga a individuos por los peores crímenes posibles: los de guerra, contra la humanidad y genocidio.

En un comunicado, el ministerio "pidió al CPI que use este informe para acelerar sus investigaciones y llevar a los criminales y asesinos ante la justicia internacional".

Esta decisión fue calificada ayer por el ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, como algo que dañaría los lazos entre Israel y Palestina.

En tanto, la abogada militar israelí, la autoridad que debe decidir si abre un procedimiento disciplinario, dijo que aun cuando un soldado hubiera hecho el disparo que mató a Abu Akleh, esto no implicaría necesariamente que haya incurrido en una conducta criminal

"Dado que Abu Akleh fue asesinada en medio de una zona de combate, no puede haber una sospecha inmediata de actividad criminal a falta de más pruebas", dijo la abogada Yifat Tomer-Yerushalmi en conferencia de prensa desde la costera ciudad de Eilat, informó la agencia de noticias AFP.

Tomer-Yerushalmi será en última instancia el responsable de determinar si algún soldado se enfrentará a medidas disciplinarias por el fatal tiroteo.

La abogada subrayó que Israel aún desconoce si Abu Akleh fue muerta por los disparos palestinos o por una bala israelí dirigida a un miliciano palestino.

El Ejército "está realizando todos los esfuerzos para examinar las circunstancias del incidente y entender cómo fue asesinada Abu Akleh", agregó.

Según el procedimiento, Tomer-Yerushalmi decidirá los siguientes pasos en la investigación militar.

"La decisión final sobre si se iniciará una investigación penal solo se tomará una vez que se disponga de más datos procedentes de la investigación operativa (del ejército) y de otras fuentes", señaló la abogada.

El proyectil que impactó en la periodista se encuentra ahora bajo custodia de la ANP.

Tomer-Yerushalmi reiteró el pedido de Israel de analizar la bala extraída del cuerpo de la periodista.

"La imposibilidad de inspeccionar la bala, que está en poder de la Autoridad Palestina, sigue arrojando dudas sobre las circunstancias de la muerte de Abu Akleh", expone el comunicado.

El Ejército israelí asegura centrarse en un incidente en el que un soldado israelí que utilizaba "una mira telescópica" disparó contra un "pistolero palestino".

El hombre armado "estaba cerca" de Abu Akleh, según el ejército, que quiere comparar la bala con el arma que se usó en ese incidente.



(Télam)