El gobierno autónomo palestino anunció hoy un confinamiento de Cisjordania que incluirá un toque de queda nocturno para los próximos dos fines de semana a causa del incremento de los casos de coronavirus, que en los últimos días llegó a picos máximos desde el inicio de la pandemia.

El primer ministro de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mohammad Shtayyeh, precisó que el toque de queda regirá entre las 19 y las 6, mientras que el viernes y el sábado habrá un confinamiento total de la población cisjordana, informó la agencia de noticias palestina WAFA.

Shtayyeh destacó que estas medidas tienen como objetivo hacer frente al repunte de contagios y "dar una oportunidad" a los servicios sanitarios para controlar la situación, después de que se superaran los 1.500 contagios en los dos últimos días.

El Ministerio de Sanidad detalló que durante las últimas 24 horas se registraron 1.558 casos y nueve muertos, sin que haya datos para este periodo en Jerusalén este.

Agregó que entre los nuevos contagios hay 689 en la Franja de Gaza, que ha sufrido un importante repunte durante las últimas semanas, reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Asimismo, expresó que en estos momentos hay 52 personas hospitalizadas en unidades de terapia intensiva, incluidas nueve conectadas a respiradores a causa de la gravedad de su estado.

Agregó que 571 personas se recuperaron en las últimas 24 horas.

La propagación del virus en la Franja de Gaza fue relativamente baja al inicio de la pandemia, pero se aceleró las últimas semanas e hizo saltar las alarmas entre los cerca de 2 millones de personas que viven en la zona en condiciones humanitarias precarias.

El territorio costero, separado de Cisjordania por Israel, está controlado por el grupo islamista Hamas desde 2007, cuando enfrentó y echó de la región a las autoridades del partido Fatah, que domina la ANP.

La victoria del movimiento islamista provocó que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas.

(Télam)