Los Estados miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordaron hoy, en medio de la batalla contra la pandemia de coronavirus, fortalecer el organismo de salud de la ONU, aunque no definieron aún las líneas directrices de la reforma.

Más de un año después del comienzo de una pandemia que lleva causadas más de 3,5 millones de muertes, los países integrantes de la OMS adoptaron una resolución para fortalecer el organismo, con sede en Ginebra, después de una semana de debates.

La resolución fue refrendada en el plenario en el último día de la 74ª Asamblea Mundial de la Salud, y fue descrita por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, como "una de las más importantes de la historia de la organización".

El objetivo clave de la reunión, que destacó en los debates, es la reforma de la OMS y su capacidad para coordinar la respuesta a las crisis sanitarias globales y prevenir futuras epidemias, luego de no haber podido prever la pandemia de Covid-19.

Durante esta semana, los miembros tuvieron acceso a varios informes de expertos independientes, que revelaron las fallas de la OMS pero también las de los países ante la Covid-19 y solicitaron reformas profundas de los sistemas de alerta y prevención.

Uno de estos informes considera que la pandemia podría haber sido evitada y que la OMS declaró demasiado tarde, a fines de enero de 2020, una emergencia sanitaria de alcance internacional, o sea, el nivel más alto de alerta.

La resolución adoptada hoy, titulada "Fortalecimiento de la preparación y respuesta de la OMS ante las emergencias sanitarias", fue propuesta en particular por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), informó la agencia de noticias AFP.

El texto subraya que la preparación y respuesta ante las crisis sanitarias "principalmente son responsabilidad de los gobiernos, que juegan un rol clave en este sentido".

Sin embargo, también hace hincapié en el "papel de liderazgo crucial" que posee la OMS en el sistema de Naciones Unidas frente a estas crisis, destacando que las expectativas de la comunidad internacional "por lo general superan las capacidades actuales" del organismo.

Además, esta resolución instaura un grupo de trabajo sobre el refuerzo de la preparación y la respuesta de la OMS frente a las emergencias sanitarias.

El grupo de trabajo, abierto a todos los Estados miembros, estará encargado de examinar las conclusiones de los diferentes informes y presentar sus propias recomendaciones para que sean evaluados en la 75ª Asamblea Mundial de la Salud.

(Télam)