Países Bajos suspendió la inoculación contra el coronavirus con la vacuna de AstraZeneca para menores de 60 años, tras detectarse nuevos casos de trombos sanguíneos, informaron hoy las autoridades sanitarias neerlandesas.

La decisión llegó luego que se detectaran cinco nuevos casos de trombos en mujeres de entre 25 y 65 años en el país, explicó el Ministerio de Salud en un comunicado.

"Debemos pecar de cautos, y por ello lo más sabio es pulsar el botón de pausa ahora, por precaución", señaló el titular de esa cartera, Hugo de Jonge.

En la nota, De Jonge precisó que el uso del inmunizante quedará suspendido hasta el 7 de abril, cuando se espera que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ofrezca nuevos datos sobre este tema y una recomendación actualizada.

Una medida similar fue tomada esta semana por Alemania, recordaron las autoridades.

En consecuencia, cerca de 10.000 vacunaciones previstas para la próxima semana entre los trabajadores sanitarios menores de 60 años fueron pospuestas en el país, indicó el organismo de salud pública (GGD).

"La causa inmediata de la decisión son los informes de casos de trombosis extensivas, combinado con bajos niveles de plaquetas después de recibir la vacuna de AstraZeneca", señaló el GGD, citada por la agencia de noticias AFP.

Pese a estas medidas preventivas, la EMA afirmó el pasado miércoles que cree que la vacuna anticovid del laboratorio sueco-británico AstraZeneca es segura y que, de momento, los expertos no han encontrado ningún factor de riesgo específico como la edad, el sexo o el historial médico.

No obstante, afirmó que comunicaría una "recomendación actualizada" la semana que viene, después de que se reúna su comité de seguridad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también avaló el inoculante hace dos semanas.

"Los datos disponibles no sugieren ningún incremento global de la coagulación, como trombosis venosas o embolias pulmonares, después de vacunarse contra la Covid-19", afirmó un comité de expertos de la agencia sanitaria de la ONU.

"Las tasas notificadas de eventos tromboembólicos después de las vacunas están en línea con el número esperado de diagnósticos de estas afecciones. Ambas condiciones ocurren naturalmente y no son infrecuentes", indicaron los expertos.

(Télam)