LA HAYA, 8 ENE - Momentos de temor se vivieron hoy un tren de alta velocidad entre Amsterdam y París, donde algunos pasajeros oyeron a otro que gritaba "Alá Akbar" tras dirigirse agresivamente a algunas personas a bordo.

El tren se detuvo, la policía holandesa detuvo al hombre y no hubo heridos, ya que el hombre no estaba armado, pero se abrió una investigación sobre lo ocurrido.

La televisión pública holandesa NOS refirió, citando a la policía, que el hombre "se comportó de modo confuso y gritó cosas extrañas".

(ANSA).