La Comisión de Ética y Garantías del Pacto Histórico, la alianza de izquierda que propone a Gustavo Petro para la presidencia de Colombia, analizará la conducta de la senadora electa Piedad Córdoba, separada ayer de la campaña por las denuncias de que mantuvo contactos con condenados en cárceles locales.

“Solicito a Piedad Córdoba suspender todas sus actividades dentro de la campaña, hasta que pueda resolver, ojalá, favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”, pidió ayer en un mensaje en Twitter el propio Petro.

La senadora respondió con un comunicado de siete puntos, en el que ratifica su pertenencia a la coalición, acepta someterse a la Comisión de Ética de la alianza para defenderse “ante la persecución política” desatada por “los enemigos del cambio" y asegura que no negoció “nada en nombre del Pacto Histórico".

“Nada más lejano a mi interés que ser usada como excusa por los enemigos de la democracia para que se empañe nuestra inminente victoria electoral”, afirmó la legisladora.

Córdoba explicó que únicamente visitó en el penal de La Picota a su hermano Álvaro, detenido este año y acusado del ser apoyo logístico para las disidencias de las FARC en el sur del país, requerido por una corte del Distrito Sur de Nueva York.

“Álvaro tiene derecho a su presunción de inocencia y a ser juzgado acorde a las leyes colombianas, por lo que lo he respaldado familiar y legalmente, pero ello no implica ningún acuerdo clientelar con capos del narcotráfico para conseguir apoyo electoral", expresó Córdoba.

El Pacto, en tanto, informó en un comunicado que la Comisión de Ética y Garantías, integrada por un delegado de cada organización, “asumirá, en el marco del respeto al debido proceso y de las investigaciones jurídicas en curso, la evaluación del caso”.

También días atrás Córdoba advirtió sobre un nuevo “entrampamiento” en su contra: “Sobre rumores periodísticos que buscan involucrarme en este nuevo entrampamiento, reitero que no he recibido financiación de privados de la libertad para mi campaña electoral”, escribió entonces.

El revuelo por el anuncio de Petro sobre Córdoba fue aprovechado por el candidato presidencial de Equipo por Colombia, Federico Gutiérrez, que le reclamó al exalcalde de Bogotá que cuente “la verdad”.

“Petro: ¿lo de Piedad también va a resultar siendo un entrampamiento? ¿Qué sabrá este señor, si le está pidiendo a ella que se retire de la campaña? Este acto ´ético´ que en realidad es cínico no es suficiente. Cuénteles la verdad a los colombianos, Gustavo”, reclamó Gutiérrez.

El postulante de la alianza de derecha denunció que Córdoba visitó al condenado por narcotráfico Francisco Javier Zuluaga Lindo, alias Gordo Lindo, y a José Leonardo Muñoz Martínez, alias Douglas.

Pero la senadora electa afirmó que sus entradas a la cárcel “no implican conversaciones secretas ni acuerdos con capos del narcotráfico” y señaló que los extraditables con los que supuestamente habría hablado “están en cárceles distintas a La Picota”. (Télam)