El exjefe del cartel hondureño Los Cachiros Leonel Rivera afirmó hoy en un juicio por narcotráfico en Nueva York que sobornó al actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, a su vicepresidente Ricardo Álvarez y a los exmandatarios Manuel Zelaya y Porfirio Lobo a cambio de protección y de contratos gubernamentales para lavar el dinero de la droga en Estados Unidos.

En un impactante testimonio, Rivera contó que Los Cachiros entregaron a Hilda Hernández -hermana del gobernante fallecida a fines de 2017- 250.000 dólares en efectivo en 2012, cuando Juan Orlando era presidente del Congreso y candidato a la Presidencia de la República.

Ese dinero fue a cambio de "protección de que no nos fueran a capturar en Honduras, tanto la policía militar como la policía preventiva, que no fuéramos a ser extraditados yo y mi hermano Javier a Estados Unidos y que Juan Orlando Hernández seguiría dándonos contratos para lavar dinero del narcotráfico", aseguró.

Fiscales del distrito sur de Nueva York consideran a Hernández un "coconspirador" del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes en el tráfico de toneladas de cocaína a Estados Unidos, pero el mandatario negó todas las acusaciones.

Rivera también reveló que en 2014, cuando Hernández ya era presidente, entregó 50.000 dólares en efectivo en un restaurante de Tegucigalpa a su hermano Juan Antonio "Tony" Hernández porque este "prometió contratos para Inrimar", una empresa "fantasma" de Los Cachiros para lavar dinero.

Tony Hernández fue hallado culpable de narcotráfico en Nueva York en 2019 y su sentencia, que contempla hasta la pena máxima de cadena perpetua, está prevista para el 23 de marzo, mientras está preso en esa ciudad, reseñó la agencia de noticias AFP.

Rivera, un testigo cooperante en el juicio de Fuentes que se inició el lunes en Nueva York, relató asimismo que en 2012 pagó medio millón de dólares al vicepresidente y exalcalde de Tegucigalpa Álvarez, cuando éste era candidato a la presidencia de Honduras, a cambio de "darnos protección de que no fuéramos a ser capturados en Honduras mi hermano Javier y yo".

Álvarez "prometió anular la ley de extradición de Honduras a Estados Unidos" y nuevos contratos gubernamentales para las empresas fachada de Los Cachiros, dijo Rivera, un legendario jefe de la droga que ha confesado 78 asesinatos y trabajó para la agencia antidrogas estadounidense DEA en Honduras dos años, hasta que se entregó a las autoridades de Estados Unidos en 2015.

Rivera aseguró que Hernández recibió millones de dólares en sobornos de narcotraficantes, incluido el mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, a cambio de protección para sus envíos de cocaína hacia Estados Unidos.

Según su declaración, Los Cachiros sobornaron asimismo con medio millón de dólares del narcotráfico a Zelaya (2006-09) en 2006, a cambio de "poner como ministro de Seguridad a un primo mío", expresó Rivera al jurado. Pero finalmente eso no sucedió, dijo el excapo, vestido con un traje de presidiario amarillo y con los tobillos encadenados.

El líder de Los Cachiros confesó también que el gobierno de Lobo (2010-14) ayudó a Los Cachiros a lavar dinero.

"Nos dio varios contratos de carreteras; el gobierno de Lobo nos pagaba con cheques procedentes del gobierno de Honduras y así se lavaba el dinero del narcotráfico", amplió.

Ayer, Hernández afirmó que son falsos los cargos por narcotráfico que el fiscal neoyorquino Jacob Gutwillig le imputó y exclamó por Twitter: "Cómo creer testimonios falsos de que yo hacía tratos con los narcos, cuando es hecho comprobado que (el cartel de) los Cachiros buscaron un trato con USA por lo imposible de los criminales de hacer un trato conmigo. Van a morir en una cárcel extranjera, si no les funciona la Llave Mágica".

Gutwillig dijo al jurado que el mandatario y Fuentes "planificaron enviar tanta cocaína a Estados Unidos como pudieran".

Hernández, un abogado que asumió la Presidencia en 2014 y transita su segundo mandato, negó los cargos y hasta se presenta como un ejemplo del combate contra el narcotráfico.

A principios de enero pasado, la prensa local informó que, según documentos de fiscales de Nueva York, Fuentes -capturado en Miami el 1 de marzo de 2020- afirmó que en 2013 pagó sobornos a cambio de protección a Juan Orlando Hernández, cuyo gobierno aseguró que eso era "100% falso".

Sin embargo, el sitio web estadounidense especializado Insight Crime, en un informe publicado a mediados del mes pasado, involucró al mandatario y a sus tres hermanos -Tony, la fallecida Hilda y el coronel retirado del Ejército Amílcar- en la producción y el comercio de drogas, así como en el desvío de fondos públicos y el lavado de dinero. (Télam)