Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijo del expresidente panameño Ricardo Martinelli, eligió la misma estrategia judicial de su hermano Luis Enrique y se declaró también culpable ante un tribunal de Nueva York de conspiración para lavar decenas de millones de dólares en sobornos.

Martinelli Linares había sido extraditado la semana pasada a Estados Unidos tras ser capturado en Guatemala en 2020 a pedido de Washington.

Se esperaba su declaración después de que su abogado dijera el fin de semana que el acusado había firmado un acuerdo de culpabilidad.

"Se declaró culpable y permanece detenido", dijo un vocero de los fiscales del Distrito Este de Nueva York.

El juez lo había declarado en riesgo de fuga y ordenó que se lo detuviera el sábado, tras la formalización de cargos.

El caso de Estados Unidos contra Martinelli Linares y su hermano Luis Enrique está vinculado a una investigación más amplia sobre el gigante brasileño de la construcción Odebrecht.

Click to enlarge
A fallback.

Los fiscales aseguran que los hermanos permitieron que millones de dólares fuesen pagados en cuentas bancarias secretas a nombre de compañías fantasma, reseñó la agencia AFP.

Luis Enrique fue extraditado el mes pasado a Estados Unidos y se declaró culpable en un tribunal del Distrito Este estadounidense por conspirar con su hermano para lavar más de 28 millones de dólares en sobornos de Odebrecht "para el beneficio de su familiar cercano, un funcionario público de alto rango en Panamá", entre 2009 y 2014.

Exjefes del gigante brasileño de la construcción admitieron en un tribunal haber distribuido ilegalmente millones de dólares en sobornos a cambio de contrataciones públicas en varios países de América Latina.

El propio expresidente Martinelli está bajo investigación por este escándalo, y aún así anunció que buscará otro mandato en 2024. (Télam)