La expresidenta de facto boliviana Jeanine Áñez y quienes fueran sus ministros, procesados en el marco de la causa que investiga el golpe de Estado contra Evo Morales (2006-19), deberán seguir otros tres meses con prisión preventiva.

"El juez ha determinado ampliar la detención preventiva por el plazo de tres meses más, tomando en cuenta que hay actos investigativos pendientes como la declaración de testigos y otros actos que no se pueden develar para no perjudicar la investigación", explicó el abogado de la exdiputada Lidia Patty, Jorge Nina, según la estatal agencia de noticias ABI.

Los exministros procesados y encerrados en forma preventiva por el caso denominado "Golpe de Estado I" son los de Energía, Rodrigo Guzmán, y de Justicia, Álvaro Coímbra.

El tribunal decidió además negar la cesación de detención presentada por la defensa de la exmandataria.

Según Nina, la detención se amplió a pedido de la Fiscalía con el fin de continuar con la investigación y porque la defensa de Áñez no pudo desvirtuar los riesgos de fuga y obstaculización en ese caso.

El letrado afirmó que, por el comportamiento de la exsenadora en las redes sociales u otros medios, se "demuestra" un riesgo de obstaculización en la investigación.

Áñez y sus exministros Guzmán y Coímbra cumplen detención preventiva desde marzo de 2021.

En esta causa, llamada “Golpe de Estado I”, se analiza si Áñez cometieron actos de terrorismo, conspiración y sedición.

La exsenadora, alojada en el Centro de Orientación Femenina de Miraflores, está en pleno proceso por la causa denominada Golpe de Estado II, donde se la juzga por incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución. (Télam)