La Fiscalía General de México (FGR) consiguió hoy que vuelva a prisión el narcotraficante Jesús Héctor Palma, alias El Güero, de 80 años, uno de los fundadores del cartel de Sinaloa, que en mayo estuvo a punto de ser liberado tras pasar 26 años en una prisión de Estados Unidos hasta 2016, cuando fue extraditado.

"La Fiscalía General de la República cumplimentó la orden de reaprehensión en contra de Jesús Héctor 'P', por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada al obtener, de un Tribunal Unitario, la revocación de una sentencia absolutoria", informó la institución en un comunicado.

A fines de abril, el secretario de un juzgado de distrito de procesos penales federales en el Estado de Jalisco había dictado una sentencia absolutoria a favor de El Güero, como se apoda en México a las personas de raza blanca.

Pero el 3 de mayo pasado, la FGR presentó una apelación en contra de esa sentencia, que estuvo a punto de liberar a Palma el sábado 1 de mayo por la madrugada.

Los fiscales lograron probar que la resolución impugnada no aplicaba la ley correspondiente o se aplicaba "inexactamente".

La liberación se basaba en que "se trasgredieron los principios reguladores de la valoración de las pruebas", y que "no se fundó o motivó correctamente" el proceso.

El 6 de mayo, un tribunal de Ciudad de México decretó el “arraigo (detención preventiva) por 40 días” de Palma, para que fuera investigado por delitos contra la salud.

"El indiciado se encuentra probablemente relacionado con hechos constitutivos de delitos contra la salud y delincuencia organizada", señaló entonces el documento.

La exculpación del narcotraficante había generado críticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, para quien disponer esas liberaciones en días no hábiles, sin dar oportunidad a autoridades o agencias extranjeras de indagar si hay otras causas en su contra, “daña la imagen” de México.

Palma fue miembro en los `90 del cártel del Sinaloa y socio de Joaquín "El Chapo" Guzmán, preso en Estados Unidos.

Fue detenido en México en 1995 y extraditado en 2007 a Estados Unidos. En 2016 las autoridades estadounidenses lo entregaron a México y desde entonces permanecía en el penal del Altiplano, en el estado de México.

Las nuevas diligencias estuvieron a cargo de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada, con apoyo de la Agencia de Investigación Criminal.

Ayer, un tribunal revocó la sentencia absolutoria impugnada y giró orden de reaprehensión, con un dictamen que establece que "existe violación a las reglas fundamentales que norman el procedimiento" y ordena la reaprehensión.

Palma fue notificado de la finalización del "arraigo cautelar" provisorio y agentes federales cumplieron la orden de reencarcelarlo. (Télam)