El dramaturgo cubano Yunior García, uno de los promotores de la frustrada manifestación del pasado lunes en Cuba, llegó hoy a España tras viajar de manera inesperada junto a su esposa.

"Confirmamos que han llegado él y su esposa, con visado de turista", dijeron fuentes del Gobierno español a la agencia de noticias AFP, sin ofrecer mayores detalles.

Desde el domingo no se tenía noticias de García, líder del grupo opositor Archipiélago, quien se vio impedido ese día de manifestarse por una importante avenida de La Habana.

Un colaborador de Archipiélago fue el martes a su casa y no obtuvo respuesta.

García es un dramaturgo de 39 años que se convirtió en una de de las voces más importantes de la oposición cubana, en la que los artistas cobraron gran importancia.

Fue uno de los convocantes de la protesta del 15 de noviembre frustrada por las autoridades con un gran despliegue de las fuerzas de seguridad y se desconocía su paradero desde entonces.

Click to enlarge
A fallback.

Al haber sido prohibida la protesta, García anunció que marcharía un día antes, en solitario, por una céntrica avenida de La Habana, para minimizar los riesgos de violencia.

La razón de marchar en solitario la presentó como "una decisión personal" debido a que no pudo comunicarse con sus compañeros porque le cortaron las comunicaciones, aseguró.

"Marchar es un derecho humano, es un derecho constitucional", aseguró en una entrevista reciente.

El Gobierno de la isla, en tanto, lo acusó de estar manejado por la Casa Blanca, tres meses después de las históricas manifestaciones del 11 de julio.

En respuesta a las acusaciones de estar al servicio de Washington, respondió: "Mi único trabajo es con el Estado, que a mí me paga el Consejo de las Artes Escénicas, con quien trabajo, y que mi salario no llega a los 4.000 pesos (166 dólares)".

Nacido en Holguín (este), Yunior García es conocido desde hace tiempo por sus obras teatrales y sus guiones para televisión y cine.

Pero después del 27 de noviembre de 2020, cuando cientos de artistas manifestaron en reclamo de mayor libertad de expresión, asumió otro papel incluso muy a su pesar: se convirtió en el representante de una nueva generación crítica del gobierno, que incluye a artistas, periodistas independientes y académicos, la mayoría ajenos a partidos políticos.

Yunior García creó Archipiélago, un grupo de debate político en Facebook que pretende ser un laboratorio para una "Cuba plural" en el país de partido único. (Télam)