La directora ejecutiva de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (Ukhsa), Jenny Harries, aseguró hoy que la variante Ómicron es "probablemente la amenaza más significativa desde el comienzo de la pandemia".

Ante el Comité de Transporte de la Cámara de los Comunes, la especialista aseguró afirmó que la rápida propagación de la variante conducirá a un número "asombroso" de casos en los próximos días.

Desde hoy, en Inglaterra todos los adultos deben mostrar un certificado sanitario libre de coronavirus para ingresar a clubes nocturnos y otros eventos importantes, luego que se aprobara ayer la medida en el Parlamento para frenar el avance de Ómicron.

Las nuevas medidas exigen ahora una prueba de la pauta completa de la vacuna, el resultado negativo de PCR o un test de flujo lateral en las últimas 48 horas para los asistentes a algunos eventos.

Las reglas se aplican a clubes nocturnos, lugares cerrados sin asientos con una capacidad de más de 500 personas, lugares al aire libre sin asientos con capacidad para más de 4.000 personas y cualquier lugar con más de 10.000 personas.

Los parlamentarios votaron también por la continuación del uso de barbijos en la mayoría de los lugares públicos cerrados en Inglaterra y la relajación de las reglas de aislamiento para aquellos que son un contacto de un caso de Ómicron, con el uso de tests diarios en su lugar.

Click to enlarge
A fallback.

También se aprobaron las vacunas obligatorias contra el coronavirus para el personal de atención social y del Sistema de Salud público conocido como NHS.

El ministro de Salud, Sajid Javid, dijo que están acelerando el lanzamiento de la campaña de las terceras dosis para garantizar que la mayor cantidad posible de personas reciban un refuerzo.

Ayer, el Gobierno británico eliminó a los 11 países del sur de África donde se identificó por primera vez la variante Ómicron de la lista roja de viajes del Reino Unido, con lo que los viajeros ya no tendrán que hacer cuarentena en hoteles. (Télam)