La Policía de Colombia ofreció hoy cerca de 132.000 dólares de recompensa por información sobre un venezolano prófugo, sospechado de ser el sexto participante del grupo que asesinó el mes pasado al fiscal paraguayo Marcelo Pecci.

El director de la Policía de Colombia, Jorge Vargas, fue quien informó de la oferta de hasta 500 millones de pesos colombianos (132.000 dólares) por un sospechoso identificado como Gabriel Carlos Luis Salinas Mendoza, quien sería quien condujo la moto acuática hasta la playa donde fue baleado Pecci, en la isla de Barú, cerca de Cartagena.

“Es buscado mundialmente por estar involucrado (en el crimen de Marcelo Pecci); la Policía Nacional de Colombia ofrece hasta 500 millones de pesos por la ubicación de este delincuente”, explicó el jefe policial colombiano, según los sitios de los diarios asunceños Última Hora y ABC Color.

Detalló Vargas que se envió un equipo a la frontera con Venezuela y se pidió a todos los países que integran la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) que inicien la búsqueda del hombre.

“La información que posee la Policía de Colombia es que esta persona se fugó hacia Venezuela con el dinero que sería producto presuntamente del homicidio”, acotó.

Interpol dispuso una orden de captura en código azul contra Salinas Mendoza.

Hasta acá, los detenidos son Francisco Correa Galeano, quien sería la persona que articuló el grupo y el coordinador financiero; Wendel Carrillo, supuesto autor de los disparos, y Eiverson Zabaleta Arrieta, quien habría transportado a los sicarios hasta Barú.

Además, están arrestados Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve Londoño, madre e hijo, quienes habrían realizado la tarea de inteligencia y brindando información a los sicarios sobre los movimientos del fiscal, que estaba de luna de miel con su esposa, la periodista Claudia Aguilera.

Los imputados fueron trasladados hoy desde Cartagena a Bogotá. (Télam)