Un nuevo intercambio de prisioneros de guerra tuvo lugar en las últimas horas en la región de Jerson, al sur de Ucrania, una zona que está parcialmente bajo control ruso, anunció hoy el ejército ucraniano.

"Tras tensas negociaciones, logramos acordar un intercambio de prisioneros en la zona del pueblo de Posad-Pokrovske, donde fueron intercambiados cuatro prisioneros rusos por cinco de los nuestros", dijo el comando sur del ejército ucraniano en su página en Facebook.

Jerson está bajo control del ejército ruso desde principios de marzo, así como otras localidades de esta región costera, precisó la agencia de noticias AFP.

La cifra exacta de prisioneros de guerra que capturó cada país y su localización es una incógnita.

El presidente del Comité de Instrucción ruso, Aleksandr Bastrikin, informó hoy que más de 1.000 militares ucranianos capturados por las fuerzas rusas durante la invasión se encuentran en Rusia.

"Continúa el trabajo con los militares (ucranianos) que se rindieron. Más de un millar de ellos se encuentran en territorio ruso. La gran mayoría de ellos fueron interrogados por los investigadores", dijo Bastrikin, citado por la agencia de noticias TASS.

Desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, se produjeron varios intercambios de prisioneros.

Ayer, Ucrania anunció que 30 ciudadanos habían sido liberados en un nuevo intercambio de prisioneros, sin dar detalles sobre el número de soldados rusos entregados a cambio.

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski propuso esta semana intercambiar a un allegado de Vladimir Putin, el diputado y magnate ucraniano Viktor Medvedchuk, detenido el martes, por ucranianos capturados por Rusia.

Pero el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, rechazó la idea al afirmar que "no es ciudadano ruso y no tiene ningún vínculo con la operación militar especial (el nombre con el que Moscú denomina la invasión a Ucrania), es un político extranjero". (Télam)