El estado Nueva York, en el noreste de Estados Unidos, comenzó a rechazar intervenciones quirúrgicas no urgentes a fin de liberar camas en los hospitales ante un rebrote de los contagios de coronavirus, se anunció hoy oficialmente.

“Si se pone serio podríamos detener las cirugías electivas; ya las hemos parado en el condado de Erie”, afirmó el gobernador, Andrew Cuomo, en conferencia de prensa.

El funcionario detalló que el promedio diario de internaciones por coronavirus aumentó de 900 a fines de junio a 3.500 actualmente.

En el peor momento de la pandemia en esa región, en abril pasado, esa media había llegado a 18.000, según la agencia de noticias Sputnik.

“La mayor preocupación es sobre las camas de hospital; se trata de las UCI (unidades de cuidados intensivos) y de no tener suficiente personal, equipo y todo eso; ese es el efecto, y eso es con lo que vamos a tener que lidiar”, alertó Cuomo.

El gobernador sostuvo que la principal causa del rebrote de los contagios -que cifró en 65%- son las pequeñas reuniones en hogares, en períodos festivos como la reciente semana de Acción de Gracias y la próxima Navidad.

“Este es un cambio dramático, es lo que sucede durante las vacaciones; no va a ser un asunto de uno o dos días, será toda la temporada de vacaciones, que son 37 días”, dijo.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia en términos absolutos, con más de 13,5 millones de contagios acumulados y 267.844 muertes por coronavirus, según la base de datos en línea de la Universidad Johns Hopkins. (Télam)