La emisora Radio Liberty, una organización financiada por Estados Unidos y considerada agente extranjero por Rusia, fue multada hoy por tercera vez en menos de un mes, ahora por unos 267.000 euros, por negarse a retirar presunta desinformación sobre la invasión a Ucrania.

La decisión de un tribunal de Moscú considera a Radio Liberty culpable de 18 faltas administrativas por negarse a retirar contenido sujeto a eliminación, según el Código Penal ruso.

Por cada una de estas infracciones se le impuso una pena de 1 millón de rublos (más de 14.800 euros), informó la agencia de noticias rusa Interfax.

Hasta acá, la emisora ya acumula multas por 45,8 millones de rublos (más de 680.600 euros).

La de hoy es la tercera sanción a Liberty en pocas semanas, después de que a fines de abril y la semana pasada fuera castigada a pagar más de 27 millones de rublos (más de 400.600 euros) por no retirar contenido que promovía actos extremistas.

El organismo que supervisa los medios de comunicación en Rusia, el Roskomnadzor, bloqueó recientemente el acceso a la página web de este y otros medios extranjeros por lo que consideró noticias falsas y la desinformación que estarían difundiendo sobre lo que pasa en Ucrania.

Hay al menos 80 protocolos de actuación abiertos contra Radio Liberty, que a principios de marzo anunció que suspendía su presencia física en Moscú ante la imposibilidad económica de seguir operando por las presiones de las autoridades rusas. (Télam)