El canciller de Nicaragua, Denis Moncada, consideró hoy como "elucubraciones sin fundamento" a las versiones según las cuales la autorización rutinaria para el ingreso de tropas rusas a su país busque la instalación de bases militares extranjeras, en medio de la invasión de Rusia a Ucrania

"Son elucubraciones sin razón, sin fundamento, porque inclusive nuestra Constitución establece que no se permiten bases militares extranjeras en Nicaragua", aclaró el ministro en una entrevista con la cadena rusa RT, retransmitida por el canal 4 de Managua.

Moncada respondió así ante la pregunta del entrevistador, quien le habló de "especulaciones" sobre la "hipotética instalación de bases militares de otros países" en Nicaragua.

"Recordemos que los medios occidentales y muchos sectores [están] interesados en desestabilizar a Nicaragua en este caso. Aprovechan algo que es rutinario, pudiéramos decir [que se realiza hace] muchos años", explicó, citado por la agencia AFP.

El Parlamento de Nicaragua, de mayoría oficialista, aprobó el 14 de junio por petición del presidente Daniel Ortega la autorización para el ingreso de tropas, naves y aeronaves de Rusia, Estados Unidos y otros países para ejercicios humanitarios con el ejército nicaragüense.

La semana pasada, el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Brian Nichols, dijo que era una "provocación peligrosa" invitar a los rusos a Nicaragua, aunque sea para ejercicios humanitarios, en momentos en que Ucrania es invadida.

"Lo que ocurre es que se está utilizando ese hecho normal y rutinario para tratar de crear un ambiente adverso al gobierno de Nicaragua y el pueblo nicaragüense", replicó Moncada.

El canciller explicó que el eventual ingreso de tropas extranjeras se realizará en el marco de una relación de "amistad, de cooperación, de solidaridad y de apoyo ante situaciones de emergencia, búsqueda, salvamento y rescate".

Son actividades militares que se realizan desde hace "años, en donde el presidente de la República envía a la Asamblea Nacional a aprobar un decreto Ejecutivo donde se autoriza legalmente" el ingreso de tropas, comentó.

Estados Unidos sancionó en los últimos años a familiares y allegados de Ortega por considerar que su gobierno no respeta la democracia y los derechos humanos. 

Ortega, en el poder desde 2007, logró en noviembre un cuarto mandato consecutivo con sus rivales presos o exiliados.

Su gobierno estrechó lazos con Rusia, país que le ha proveído ayuda militar, vacunas anticovid y una estación de monitoreo satelital (Glonass) que se sirve de 24 satélites rusos. (Télam)