El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el encargado de formar un nuevo Gobierno en Israel, el exprimer ministro Benjamin Netanyahu, mantuvieron hoy su primera conversación telefónica desde 2013, con la que parecen pasar página a la tensión que hubo durante años entre ambos países.

"Los dos líderes han acordado trabajar juntos para lanzar una nueva era en las relaciones", detalló la oficina de prensa de Netanyahu en un comunicado que replicó el diario israelí Haaretz, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Erdogan, por su parte, enfatizó que hay un "interés común" de "mantener las relaciones respetando las sensibilidades sobre la base del interés mutuo", apuntó su oficina, según la agencia de noticias oficial Anatolia.

Netanyahu también expresó sus condolencias a Erdogan por el reciente atentado de Estambul y el mandatario turco lamentó otro ataque contra israelíes en el asentamiento de Ariel, en Cisjordania, un territorio palestino ocupado desde 1967.

La tensión entre Turquía e Israel se remonta a 2010, cuando las fuerzas israelíes asaltaron el barco turco Mavi Marmara en su intento por interceptar la llamada Flotilla de la Libertad, que llevaba ayuda a la Franja de Gaza.

En 2018, la tensión se profundizó con la retirada de embajadores a raíz de una ofensiva de Israel sobre dicho enclave.

Sin embargo, en los últimos meses, las relaciones se restablecieron y las dos partes volvieron a designar embajadores.

La semana pasada, Erdogan felicitó a Netanyahu por la victoria de su partido, Likud, en las elecciones parlamentarias y abogó por seguir cooperando de cara al futuro. (Télam)