El exprimer ministro israelí Benjamin Netanyahu abandonó hoy la residencia oficial en Jerusalén, un mes después de haber sido sustituido por su rival Naftali Bennett.

"Poco después de la medianoche, la familia abandonó la residencia de (la calle) Balfour", confirmó hoy un vocero de la familia a los periodistas, informó la agencia de noticias AFP.

Durante el fin de semana se vieron camiones de mudanza fuera de la residencia.

A principio de semana se vieron camiones en movimiento en la residencia y el viernes se observaron varios vehículos saliendo del lugar, aparentemente automóviles pertenecientes a la caravana de Netanyahu como líder de la oposición, informó el Canal 12.

Al cabo de 12 años de gobierno ininterrumpido, Netanyahu fue expulsado del poder el 13 de junio tras un voto de confianza en el Parlamento a favor de una nueva coalición liderada por su antiguo aliado Naftali Bennett.

La partida de Netanyahu se produce casi un mes después de que dejara de ser primer ministro.

Sin embargo, Netanyahu no abandonó la residencia oficial después de esa fecha ya que no existe ninguna ley que indique la rapidez con la que un exprimer ministro debe dar ese paso.

Algunas voces dentro de la nueva coalición pidieron una legislación que establezca una fecha límite de salida obligatoria para el futuro.

En el pasado, esto se hizo en unos pocos días, pero la familia Netanyahu tardó semanas en hacerlo, luego de la derrota electoral en 1999 y nuevamente ahora.

En esta ocasión, Netanyahu siguió recibiendo a dignatarios, entre ellos la exembajadora de Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley.

En junio, las oficinas de Bennett anunciaron que el 10 de julio sería la fecha definitiva de salida de Netanyahu de la residencia oficial.

A partir de hoy, la residencia será utilizada por Bennett.

Sin embargo, de acuerdo con los informes, la familia del recién elegido primer ministro no se mudará allí, ya que su esposa y cuatro hijos planean reunirse con él en Jerusalén los fines de semana.

La familia Netanyahu se trasladará a su villa en la ciudad de Cesárea, mientras se realizan mejoras de seguridad en su departamento de Jerusalén, ya que el ahora líder de la oposición planea pasar gran parte de su tiempo allí.

El exprimer ministro se enfrenta a varios procesos judiciales.

Entre las varias acusaciones en su contra se incluye haber recibido regalos (champán, joyas y puros) de personalidades adineradas, de intentar conseguir una cobertura mediática favorable del mayor diario de Israel, Yediot Aharonot, y de favorecer a un magnate de las telecomunicaciones con objetivos similares. (Télam)