Paul Oquist, el principal asesor político del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y secretario de Políticas Públicas, falleció en un hospital militar, donde estaba internado a causa de coronavirus hacia varios días, informó hoy el gobierno de Nicaragua.

El deceso, que ocurrió anoche, fue confirmado esta tarde por la vicepresidenta y primera dama, Rosario Murillo, en conferencia de prensa.

Oquist, nacido en Estados Unidos, falleció a los 78 años en el Hospital Militar Alejando Dávila Bolaños, en Managua, tras haber sido ingresado a causa del coronavirus siete días antes, según el diario local La Prensa.

Su esposa, también contagiada de coronavirus, permanecía esta tarde en condición delicada en terapia intensiva, según el diario La Trinchera.

Funcionarios y figuras políticas se hicieron eco del deceso de Oquist, considerado ideólogo de los proyectos sociales y políticos del gobierno, que lo recordó por su "insuperable dominio de las relaciones internacionales" y su reciente labor en cuestiones de política ambiental, como representante ante las últimas cumbres de las Naciones Unidas sobre el cambio climático.

Junto a una veintena de funcionarios del actual gobierno nicaragüense, Oquist había sido sancionado por Estados Unidos durante la administración del presidente Donald Trump.

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Oquist, como principal representantes del gobierno de Ortega en el plano internacional, jugaba "un rol fundamental en la difusión de desinformación para encubrir los crímenes del régimen y las fechorías contra los derechos humanos" que se estarían cometiendo en el país.

En tanto, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) tuiteó: "El doctor Paul Oquist, un nicaragüense que cumplió y sirvió al pueblo con dignidad, firmeza y compromiso en las relaciones internacionales. ¡Hasta la victoria siempre!". (Télam)