Tulio Mosquera Asprilla, un exalcalde secuestrado en agosto de 2019 por la guerrilla del Ejército para la Liberación Nacional (ELN), murió ahogado, informó hoy la Iglesia Católica.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve, dijo en redes sociales que Mosquera falleció cuando intentaba cruzar un río que estaba crecido y que el ELN le pidió a la Iglesia Católica que precise la ubicación del cuerpo.

"Ahora el ELN pide que le recibamos ubicación del cadáver de Tulio Mosquera Asprilla, secuestrado desde agosto 24 de 2019 y quien habría muerto ahogado en paso de un río crecido", ironizó el prelado en Twitter.

Monsalve agregó que "la Iglesia del Chocó y la región clama por la vida y la libertad de personas en poder de grupos armados".

"Informamos también del hecho a la Nunciatura, que pedía su liberación como gesto de voluntad para acuerdos humanitarios en el territorio, azotado por violencias", refirió del proceso de paz entre el Estado colombia y el ELN estancado hace tiempo.

El Alto Comisionado para la Paz, Juan Camilo Restrepo Gómez, lamentó el deceso y recordó que el político "se encontraba desde hace más de dos años privado de su libertad".

Click to enlarge
A fallback.

"Las cosas por su nombre: llevaba más de dos años secuestrado por parte del ELN. Dicho grupo debe de cesar sus actividades criminales. Cesar el secuestro, la instalación de minas antipersonal, el reclutamiento de menores y que cese su actividad del narcotráfico", añadió Restrepo, citado por el diario local El Espectador.

Mosquera fue secuestrado el 24 de agosto de 2019 cuando hacía campaña como candidato del Partido Liberal a la Alcaldía de Alto Baudó, en el departamento de Choco, en el noroeste del país.

El ELN inició en febrero de 2017 negociaciones de paz con el entonces Gobierno de Juan Manuel Santos, y este proceso fue trasladado a La Habana, Cuba, en mayo de 2018, para replicar el exitoso modelo utilizado con la ahora extinta guerrilla FARC.

Pero el actual presidente Iván Duque condicionó la continuación de los diálogos a que la guerrilla libere a todas las personas que tiene secuestradas y renuncie a toda actividad delictiva. Las negociaciones de paz finalmente fueron congeladas por el Gobierno tras el atentado con coche bomba cometido por el ELN el pasado 17 de enero contra una escuela de la Policía en Bogotá que dejó 22 cadetes muertos y 66 heridos. (Télam)