Cientos de mujeres salieron hoy a las calles de Turquía, por segundo fin de semana consecutivo, para protestar contra la decisión del presidente Recep Tayyip Erdogan de retirarse del primer tratado vinculante del mundo para combatir la violencia de género de la que son víctimas.

El pasado fin de semana, Erdogan desató la ira con su retirada del Convenio de Estambul de 2011 que, según los conservadores, perjudica la unidad familiar en Turquía.

La presidencia afirmó la semana pasada que el tratado había sido "secuestrado por un grupo de personas que intentan normalizar la homosexualidad", lo que, según dijo, es "incompatible" con los "valores sociales y familiares" de Turquía.

Una avalancha de reacciones por parte de Occidente y de organizaciones internacionales, entre ellas Naciones Unidas, pidieron a Turquía que reconsiderara su decisión.

En el distrito de Kadikoy, en la parte asiática de Estambul, cientos de mujeres solicitaron el sábado a Erdogan que diera marcha atrás, según reportó AFP.

En Ankara, un grupo más reducido de mujeres protestó en pleno centro de la ciudad, rodeadas por la policía antidisturbios.

En Estambul se coreó: "No tenemos miedo, no nos callaremos, no obedeceremos".

La violencia contra las mujeres y los femicidios son un grave problema en Turquía, y los medios de comunicación tratan el tema a diario.

En uno de los últimos casos, una joven de 17 años, embarazada, fue asesinada apuñalada en la provincia de Esmirna, y el sospechoso es el hombre con el que vivía, informó la agencia de noticias estatal Anadolu. (Télam)