En la víspera del Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer, unas 15 mujeres afganas se manifestaron brevemente hoy en la ciudad capital de Kabul para defender "sus derechos hasta el final" de su represión por parte del Gobierno.

Las manifestantes, la mayoría de ellas con lentes de sol, velo y máscara quirúrgica, iniciaron su marcha delante de una mezquita en el centro de la capital de Afganistán, bajo la vigilancia del Gobierno integrista islámico del movimiento talibán.

Combatientes talibanes patrullaban con coches y a pie, armados, en la calle, delante del grupo de mujeres, informó la agencia de noticias AFP.

"Lucharemos por nuestros derechos hasta el final, no nos rendiremos", se podía leer en una de las pancartas.

"Estados Unidos y Occidente traicionaron a las mujeres afganas", decía otra.

"¡La condición horrible de las mujeres afganas es una vergüenza para la conciencia del mundo!", rezaba otra bandera, en inglés.

Los talibanes retomaron el poder en Afganistán en agosto de 2021 tras su triunfo en 20 años de guerra contra una coalición liderada por Washington que los había derrocado en 2001 a raíz de los atentados del 11 de septiembre de ese año en Estados Unidos.

Tras la retirada de las tropas estadounidenses a finales de agosto de 2021, el movimiento islamista instauró un gobierno marcado por la falta de mujeres y de representantes de otros grupos políticos.

Asimismo, los talibanes impusieron una interpretación rigorista del islam e introdujeron normas cada vez más estrictas, sobre todo para restringir los derechos y libertades de las mujeres.

Las manifestaciones de mujeres, que pocas veces suman a más de 40 personas, son muy arriesgadas. Muchas participantes fueron detenidas.

Después de cerrar las escuelas de secundaria para las niñas, excluir a las mujeres de la mayoría de los empleos públicos e imponer el uso del velo integral en público, entre otras medidas, los talibanes anunciaron este mes que no podían ir a los parques ni jardines de Kabul.

Según la ONU, que mañana organiza el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, este tipo de violencia es la violación de los derechos humanos más extendida en el mundo.

Se estima que afecta a una mujer de cada tres, una cifra que prácticamente no ha cambiado en la última década.

Los talibanes luchan -sin éxito- por lograr algún reconocimiento y la retirada de las sanciones.

Pese a todo, las autoridades de Afganistán destacaron que, "con el tiempo", la comunidad internacional acabará por reconocer el Emirato Islámico, como denominan los talibanes al país de Asia Central.

"Con el tiempo, el mundo llegará a un punto y reconocerá el Emirato Islámico", aseguró hoy el ministro de Relaciones Exteriores afgano, Amir Jan Mutaqi, durante una ceremonia de graduación de cerca de 500 policías en la norteña provincia de Herat. (Télam)