Un brote de coronavirus registrado en un geriátrico en la ciudad de Fray Bentos, en el litoral oeste de Uruguay, provocó la muerte de 15 residentes, que no habían sido previamente hospitalizados, informaron hoy las autoridades, un caso que movilizó al ministro de Salud Daniel Salinas.

La decisión de no trasladar a los ancianos fue tomada por el director departamental de Salud, Andrés Montaño, quien le comunicó al intendente del departamento de Río Negro, donde se ubica Fray Bentos, Omar Lafluf, que "la mejor solución era atenderlos ahí", según informó hoy el periódico El Observador.

"Es una tragedia", lamentó el intendente.

Asimismo, manifestó que el brote en el hogar, que tiene 75 residentes y más de 40 funcionarios, se había reportado el 21 de marzo pasado, un día antes de que comenzará la vacunación que debió ser suspendida a raíz de los contagios, y agregó que varios funcionarios también habían dado positivo en coronavirus.

"La infección puede haber entrado" a través de alguno de ellos, agregó.

Sobre el procedimiento, la directora técnica del geriátrico, Daura Garazza, quien está en cuarentena por contraer la enfermedad, detalló: Los atendimos "con todo el tratamiento, como corresponde; con antibióticos, con anticoagulantes, con antiinflamatorio, y con oxígeno; nunca nos faltó el oxígeno, ni un solo paciente, ni un solo residente estuvo con falta de oxígeno".

"Se nos mueren con todo el tratamiento, como si estuviesen en el hospital", sostuvo y agregó: "Me parece perfecto que me investiguen, que venga la Interpol igual ¿Le parece que una persona merece morirse sola, intubada?"

Por su parte, Julio Pontet, presidente de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI), aseguró que, aunque no conocía este caso en particular, es usual que se determine que los residentes de un hogar de ancianos no sean trasladados debido a su avanzada edad o enfermedades crónicas.

Si bien el sistema de salud no se encuentra cerca de estar saturado, Río Negro es uno de los departamentos más comprometidos en este momento y actualmente registra 676 casos activos y 16 fallecidos.

Desde el inicio de la pandemia, Uruguay tuvo 117.757 casos confirmados y 1.101 muertes por coronavirus, y actualmente el 45% de las camas de terapia intensiva están ocupadas, mientras que la vacunación con una o las dos dosis alcanza a un 20% de la población.

(Télam)