El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó hoy que la embajada de China en Brasilia reaccionó "en forma diplomáticamente equivocada" al usar las redes sociales para repudiar una acusación de espionaje lanzada por el hijo del presidente Jair Bolsonaro, el diputado Eduardo Bolsonaro.

La declaración de Mourao, general retirado, es vista con amplia seriedad en medios diplomáticos debido a que es un habitual interlocutor con China, el principal socio comercial de Brasil desde 2009 por delante de Estados Unidos y Argentina.

"Creo que hay algo diplomáticamente equivocado. Es la segunda vez que el embajador chino reacciona de esa forma. Dentro de las convenciones de la diplomacia, si se tiene incómodo por algo debe escribir una carta a la Cancillería o ir al Palacio de Itamaraty. Pero no por las redes sociales, porque sino es un carnaval", afirmó a periodistas.

En línea con lo que denuncia el Gobierno de Donald Trump en Estados Unidos, el diputado Bolsonaro afirmó de que existe "riesgo de espionaje" si Brasil permite que la llegada de la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil (5G) esté a cargo de la empresa china de telecomunicaciones Huawei.

La embajada china en Brasilia publicó en las redes una advertencia sobre "consecuencias negativas" en las relaciones bilaterales por manifestaciones como las del diputado Bolsonaro, aliado de Trump y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa de la Cámara baja.

Mourao respaldó en forma inédita al canciller Ernesto Araújo, por su respuesta en una carta a la embajada china.

De todos modos, el vicepresidente también responsabilizó por la situación al diputado Bolsonaro.

"El diputado hizo un post y después lo borró, entonces debe haber recibido una recomendación en ese sentido", dijo Mourao, representante de Brasil en la comisión Sino-Brasileña de Alto Nivel de Concertación y Cooperación. (Télam)