El expresidente de Bolivia Evo Morales afirmó que su tarea es liderar "la conducción del movimiento político" en su país y que forma una "yunta" con el actual mandatario, Luis Arce, con quien superaron las "diferencias", y descartó hacer especulaciones sobre una eventual candidatura el año próximo.

"No asesoro pero compartimos", sostuvo acerca de su relación con Arce, en una entrevista publicada hoy por el diario Tiempo Argentino.

En las ultimas semanas, algunos medios se hicieron eco de algunas declaraciones del titular del Movimiento al Socialismo (MAS) que marcaban diferencias con el Ejecutivo, principalmente con el vice David Choquehuanca. Sin embargo este, Morales, Arce y otros funcionarios se reunieron para mostrar unidad.

Morales se refirió a las disidencias pero afirmó que fueron superadas: "¿Hay diferencias? Superamos las diferencias", dijo.

"Ahora hay que defender nuestra revolución, a nuestro presidente y ver cómo tener más militantes con formación ideológica", agregó.

"Este lunes (por mañana) tenemos una reunión con el presidente, el vice y el pacto de unidad, jefes de bancada y presidentes de las cámaras. Debatimos".

El exmandatario se refirió también a su rol como presidente del MAS-IPSP y sus responsabilidades diferencias de la de Arce: "A Lucho le corresponde la conducción administrativa del Estado, a mí la conducción del movimiento político. Ambos somos como una yunta".

Morales evitó hablar de su eventual candidatura presidencial el año próximo: "No son tiempos de ese debate. Yo quiero ser presidente… pero de la Federación Boliviana de Fútbol", bromeó.

Y adelantó que "oportunamente, faltando un año para las elecciones habrá un ampliado nacional de dirigentes, movimientos sociales, el MAS-IPSP" donde van a "debatir las bases para ser diputado, senador, candidato a presidente, vice".

Morales dijo además que mantiene una "reunión semanal con Álvaro García Linera, con algunos exministros, amigos" para "unificar la lectura" sobre la coyuntura.

Sobre la guerra entre Rusia y Ucrania aseguró que "se juega la hegemonía mundial" y deseó que "ojalá Europa pueda reflexionar".

"La paz solo se puede garantizar con justicia social e igualdad. El capitalismo no garantiza la igualdad", agregó.

En relación a la situación actual de Bolivia dijo que "la dictadura nos hizo mucho daño. Luego la pandemia y ahora el conflicto armado provocado por la OTAN y EEUU entre Rusia y Ucrania" y que ese contexto proboca "dificultades".

"Siempre hay dificultades después de semejante golpe. Mucho depende de los recursos económicos. Con mucho esfuerzo se está levantando. Vamos mejorando. Cómo la macroeconomía llega a la microeconomía. Yo vi a América (...) Nuestra obligación es cuidar la inflación, pero con expansión. Eso aprendí en el 2007", aseveró. (Télam)